29 de octubre de 2013
29.10.2013

El tren de Candás no espera

Los usuarios denuncian que el ferrocarril de Feve que deben tomar en Veriña (Gijón) no deja tiempo para el transbordo

29.10.2013 | 01:31
Viajeros en el apeadero de Candás esperando al tren procedente de Gijón.

Por mucho que los pasajeros se dejen las suelas de los zapatos corriendo para volver a sus casas, el tren nunca les espera. Día tras día, los viajeros de Renfe que paran en Veriña para coger la correspondencia con Feve (línea Gijón- Avilés) y llegar a Candás tienen que ver cómo su medio de transporte avanza a toda máquina rumbo a la villa marinera, dejándoles atrás. Esta es la situación que denuncia la candasina María Dolores Rodríguez y que, según dice, afecta a muchos vecinos de Carreño. "Siempre somos unos cuantos los que nos tenemos que quedar en Veriña esperando media hora a que pase el siguiente porque el maquinista de Feve en vez de esperar unos segundos a que bajemos del otro tren, coge y arranca. Y yo entiendo que eso lo haga cuando el otro ferrocarril viene con retraso, pero si llega a la vez, ¿por qué no puede esperar?", se queja Rodríguez, que trabaja de lunes a viernes en Oviedo.

Pero el problema va más allá. "Hay veces que llegamos y picamos a la puerta y no nos abren. O, como me pasó hace quince días, que cerraron los accesos justo cuando yo estaba pasando. Me dejaron hasta moretones en el brazo y en el hombro y ni aún así ningún trabajador de Feve se interesó por mi estado", denuncia esta candasina, que confiesa estar "harta" del servicio que ofrece la compañía a sus pasajeros. Más aún cuando las reclamaciones que se hacen a la empresa no tienen ningún efecto.

"No sabemos si las quejas llegan o no, pero desde luego no vemos ninguna mejora. Y luego llamas a atención al cliente y alegan que Feve no tiene la obligación de esperarnos...", comenta, molesta, Rodríguez, quien asegura que esta situación se repite a diario, mientras que los responsables de la compañía en Carreño no les tratan con la debida educación.

"Cuando se dan estas situaciones, siempre les comento las cosas a mi llegada a Candás, con respeto. ¿Por qué ellos no hacen lo mismo con sus clientes?", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído