30 de enero de 2014
30.01.2014
Carreño

El alcalde de Gozón aborta la votación que iba a disolver la Mancomunidad del Cabo Peñas

La mayoría de los portavoces se mostró en contra de la reestructuración del ente comarcal, lo que dejaba como única salida su desaparición

30.01.2014 | 01:46

El alcalde de Gozón, Ramón Artime, abortó ayer por la tarde la votación que iba a disolver la Mancomunidad del Cabo de Peñas, que integra ese municipio junto con el de Carreño, al comprobar durante los turnos de intervención de los portavoces de los distintos grupos que la propuesta de su partido para reestructurar el ente comarcal iba a fracasar, lo cual dejaba como única alternativa la disolución del órgano, creado en 1993, al existir un acuerdo plenario de Gozón, de abril de 2013, que obligaba a ello.

Todos los grupos políticos, excepto el PP de Gozón, pusieron reparos a la propuesta de reforma, que busca una reducción del gasto de la Mancomunidad de casi el 50 por ciento. Incluso Foro Gozón, que sí apoya la reestructuración del órgano, puso objeciones a la nueva fórmula propuesta, y también lo hizo el PP de Carreño, pero solo en lo referido a su concejo. Su portavoz, José Ramón Fernández, se mostró partidario de que la rebaja del gasto se aplique también en Carreño, para lo cual presentó una enmienda que, de no ser aprobada, conllevaría su abstención en la votación.

Era conocida la oposición del PSOE e IU de ambos concejos, que bajo ningún concepto están dispuestos a que se eliminen puestos de trabajo, como repitieron ayer los portavoces de uno y otro partido en ambos concejos. Además, las formaciones minoritarias de Carreño tuvieron poca o ninguna presencia.

PCPE y CAUN asistieron, pero no hicieron uso de la palabra. Compromisu no asistió y solo el edil de UICA, Ramón Artime, se mostró a favor de reformar el ente, aunque para sacarle mayor partido y no en la forma en que lo había planteado el PP de Gozón.

Ante esta situación, y tras más de dos horas de debate, el Alcalde de Gozón, también presidente de la Mancomunidad, ignoró las peticiones de casi todos los partidos para "acabar ya con esto", como se llegó a escuchar, y hacer que se alzasen las manos para tomar una decisión, que hubiese sido rechazar la reforma y, por tanto, dar ejecución a la orden del Pleno de Gozón de abril de 2013 de disolver la Mancomunidad. Algo con lo que PSOE e IU parecieron sentirse cómodos. El pretexto usado por Artime fue convocar para una nueva reunión a los concejales, el día 4 de febrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook