DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

La senda del Tranqueru seguirá cerrada indefinidamente

Las nuevas evidencias de la inestabilidad del camino llevan a aplazar hasta después del verano la decisión sobre su apertura

El paso del Tranqueru con la pasarela ya instalada.

El paso del Tranqueru con la pasarela ya instalada. b.fernández

La senda costera del Tranqueru permanecerá cerrada indefinidamente. Cuando los trabajos para su reparación están a punto de concluir, los técnicos han hallado nuevas evidencias de la inestabilidad del terreno, que podría dar lugar a nuevos deslizamientos de tierra, lo que desaconseja su apertura. Se ven afectados el enlace peatonal y las conducciones de gas y saneamiento entre Candás, Perlora y Aboño.

Oficialmente, según informó ayer el gobierno de Carreño en una comisión de Urbanismo, ahora que han finalizado las obras de instalación de la pasarela peatonal se tendrán que reparar de nuevo los argayos de la ladera, lo que prolongará el cierre, por lo menos, hasta después del verano. Solo entonces, y en función de nuevos informes de los técnicos sobre las seguridad de la zona, se tomará una decisión.

Esta es la tercera ocasión en la que se trabajará sobre la estabilidad del monte junto a El Tranqueru. Fue el primer punto sobre el que se actuó el pasado verano, cuando comenzaron los trabajos, que tuvieron que detenerse en enero de este mismo año por nuevos desprendimientos. Cuando se reanudaron en el mes de marzo, y ante la llegada de una mayor estabilidad meteorológica, se creyó que podría restablecerse el paso antes del verano. Pero finalmente tampoco ha sido posible.

Estas circunstancias han suscitado las primeras críticas hacia la gestión de la reposición del saneamiento de Candás y Perlora, y el paso de peatones por la zona. "Nos preguntamos cómo es posible que ahora se plantee la necesidad de estabilizar la ladera del monte cuando, precisamente, la existencia de un argayo fue el origen del problema que afectó a la red de saneamiento", cuestionó ayer el portavoz del PP, José Ramón Fernández, a la salida de la comisión. "Lleva a pensar que se han llevado a cabo las obras sin solventar en primer lugar ese problema de estabilización de la ladera del monte", mantiene.

Por ello, el edil popular no dudó en acusar al Gobierno regional, responsable de las obras, de "incumplimiento de plazos, clara desviación presupuestaria y una aparente mala praxis".

No es el primer retraso que sufren las obras. Siete meses después de que se produjese el argayo principal que en marzo de 2013 cortó de cuajo la senda costera peatonal y dejó sin gas ni saneamiento al centro de Carreño, los trabajos se encontraban en punto muerto. La inestabilidad de la zona provocó que se tuviera que desviar el recorrido por una zona superior a la del viejo trazado ferroviario, que servía de paseo costero. Así, se decidió que ya no se recorrería más ese viejo paso de tierra, sino una pasarela peatonal colocada sobre el vacío.

Después, en enero, el saneamiento y la fijación de los terrenos de la ladera llevó a la segunda paralización, incluso en la nueva ubicación elegida. Pero el terreno ha revelado de nuevo sus malas condiciones.

En este punto, además, el presupuesto de los trabajos adjudicados a Alvargonzález Contratas, de 350.766 euros, ya podría haberse rebasado.

Compartir el artículo

stats