Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villaviciosa

El kiwi triunfa con la crisis

Más de un centenar de personas interesadas en el "cultivo estrella" en Asturias conocen sus secretos en la Villa

García enseña a distinguir las flores masculina y femenina.

García enseña a distinguir las flores masculina y femenina. mariola menéndez

El interés por el cultivo crece en momentos de crisis, cuando el campo vuelve a ser una salida profesional. Así lo demostró la masiva afluencia (105 participantes) del curso que ayer se impartió en la Escuela de Ganadería de Villaviciosa, en colaboración con el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida). La clave está en que "el kiwi es uno de los cultivos más interesantes para Asturias, en cuanto a rendimiento", apunta el técnico del Serida que impartió la jornada formativa, Juan Carlos García Rubio. Agrega que, junto con los arándanos y los pumares, es el "cultivo estrella" del Principado. Con los primeros comparte la rentabilidad de su producción; las plantaciones de manzanos de sidra triunfan en extensión.

García Rubio subraya que Asturias "es de los mejores lugares del mundo para la producción de kiwi, sobre todo en la zona costera". La razón hay que buscarla en el terreno, pues requiere suelos profundos y sueltos. A estas condiciones se suman las climáticas, con una humedad relativa alta, temperaturas suaves y escasa probabilidad de tormentas de granizo. No obstante, a pesar de las posibilidades, su producción no ha tenido un gran despegue, pues si hace ocho años había 150 hectáreas plantadas, ahora rondan las 200. "España es el mayor consumidor de kiwis de Europa y consumimos muchísimos más de los que producimos", destaca Juan Carlos García. Además, los productores de la región tienen otra ventaja: "el kiwi asturiano es muy reconocido en el mercado por su calidad".

Laurentino García ya se ha animado a cultivar este fruto para consumo propio y anima a seguir su experiencia. Ayer participó en esta jornada para tener claro cómo realizar la poda de primavera. También para autoabastecimiento planta el gijonés Víctor Álvarez, que ayer buscaba aprender en Villaviciosa un mejor manejo de la planta. Mientras, Daniel Alonso, de Gijón, se lo plantea de forma profesional, como un complemnteo económico. Está valorando si plantar más pumares, arándanos o kiwis. Noemí Torres (Siero), que estudia Ingeniería Forestal, también está interesada en estos frutales. Alejandro Álvarez (Gijón) participó porque los clientes de su empresa de jardinería cada vez se lo demandan más.

Compartir el artículo

stats