DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Talleres para todos los gustos

"Lo pasamos genial", afirman los más de 400 vecinos que este año participan en los cursos de extensión cultural

Desde cerámica, cuero, artesanía y cocina hasta confección de mantas candasinas, bisutería, informática y danza prima. En Carreño hay talleres para todos los gustos. El Ayuntamiento ha ofertado este año más de una treintena de cursos de extensión cultural, que han conseguido reunir a 419 vecinos de todo el concejo. Se trata pues de la edición más numerosa, en la que el gobierno municipal ha invertido cerca de 50.000 euros. Entre las principales novedades están la incorporación de un taller de cerámica para personas con discapacidad, patchwork y nuevas actividades relacionadas con la informática. Además por primera vez, el gobierno municipal ofreció una bonificación del 50 por ciento a los parados.

Uno de los cursos que más éxito tienen es el de manta candasina. En la elaboración de la toquilla típica del traje local de sardinera se afanan todas las semanas unas 45 mujeres. Pero tampoco se quedan atrás los talleres de danza prima y de formación para perros, con 37 y 18 personas matriculadas respectivamente. Asimismo, gozan de popularidad la artesanía y la cerámica, que se imparte no sólo en Candás, sino también en la zona rural. En sus aulas trabajan cerca de 40 vecinos, que acuden a las clases para aprender, pero sobre todo para divertirse.

"Aquí lo pasamos genial. Ya tenemos nuestra `pandillina´", dice Rosa Cabaleiro, mientras decora una tazas de porcelana. "Lo mismo pintamos cristal que madera, plástico, barro, tejas, tela... Cambiando constantemente y aprendiendo nuevas técnicas", apunta por su parte Francisca Pérez, que pinta con gran detalle a una mujer de espaldas. El mismo ambiente se respira en el aula de cerámica, donde los alumnos siguen las instrucciones de Manuel Cimadevilla. "Cada día nos superamos más en los trabajos", sostiene Esther Villanueva.

Compartir el artículo

stats