Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dibujante de las noticias diarias

El candasín Goyo Rodríguez realiza desde hace cuatro años ilustraciones inspirándose en los artículos de LA NUEVA ESPAÑA

Goyo Rodríguez, ayer, con un diseño en su móvil sobre la guerra en el que la corbata es el fémur.

Sus imágenes hablan por sí solas, reflejan las injusticias del mundo y desbordan crítica. El burgalés afincado en Candás Goyo Rodríguez es capaz de convertir una noticia de cien líneas en una ilustración de dos o tres elementos. Su diario, llamado Conceptraciones, se nutre de las informaciones que publica LA NUEVA ESPAÑA sobre política, economía y conflictos internacionales. La crisis de los refugiados es uno de los temas que más le "irritan" y que por tanto más refleja en sus creaciones. Aunque después de cuatro años haciendo este "ejercicio de reflexión", Rodríguez ha tocado todos los palos. Desde el poder de las empresas hidroeléctricas, el independentismo catalán y las catástrofes aéreas hasta el alcoholismo y la obesidad. "Son trabajos muy rápidos, de a lo mejor una hora. Leo una noticia que me impacta, me levanto del sofá y rápidamente me pongo con ella", precisa.

Goyo Rodríguez da forma a sus "conceptraciones" sobre fondos de color en la mayoría de los casos, que van acompañadas con una palabra: griegos, desahucio, yihadismo, ley mordaza, ébola... "Intento hacer diseños fáciles, que puedan ser comprendidos por todos los públicos, y sobre temas generales para que lleguen a más personas". De hecho, su blog, la plataforma en la que cuelga las ilustraciones -ya van 506-, recibe visitas de fuera de España. Estos diseños son para Rodríguez una forma de salir de su rutina profesional (la ilustración infantil y juvenil) y de desahogarse. "Unos lo hacen yendo a manifestaciones y yo lo hago desde mi profesión", precisa.

El proyecto, que alcanza un gran éxito en la red, nació en 2012. Entonces, el ilustrador candasín componía todos los días una imagen. Ahora, sin embargo, reconoce que se lo toma con más calma, debido al trabajo, la familia y el desencanto con el país.

"Saturan siempre con los mismos temas. Y ahora que hay elecciones, todavía más", se queja. Su próxima creación, no obstante, irá por ese camino: darle caña a los políticos. Aunque a él lo que más le gusta es denunciar las injusticias internacionales. Por ejemplo, el hambre en África. "Tengo una imagen sobre ello. Puede ser la mejor que haya hecho. Se trata de un niño negro, que tiene dibujada una enorme boca en la barriga", explica. El también profesor de diseño en la Escuela de Arte de Asturias cuenta con seguir ampliando la colección, aunque sus seguidores ya le piden que saque un libro.

Compartir el artículo

stats