Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IES de Noreña, en armas

La Escuela Asturiana de Esgrima Antigua ofrece una exhibición de lucha e indumentaria para que los alumnos refuercen las clases de Historia

Pelayo Megido vestido de hidalgo, durante la clase. L. B.

El instituto de Educación Secundaria de Noreña tomó ayer las armas para completar su formación. Tres miembros de la Escuela Asturiana de Esgrima Antigua ofrecieron una demostraron a los alumnos de 2.º de la ESO con el objetivo de ilustrar lo aprendido en la asignatura de Historia a lo largo del curso, dentro de un proyecto innovador que pretende reforzar de manera original el programa de una asignatura que para algunos puede resultar aburrida.

En la primera parte de la sesión celebrada en el gimnasio del edificio de la iglesia, Pelayo Megido explicó a los estudiantes los porqués de la indumentaria bélica de la alta Edad Media y la Edad Moderna. Como prueba portó una armadura, mientras que sus compañeros Pablo Alonso y Miguel González contribuyeron a explicar el funcionamiento de algunas armas.

A continuación, el propio Megido cambió de vestimenta y se convirtió en un hidalgo español de la época de Don Quijote. "En torno al siglo XVII el 80% de los varones asturianos eran hidalgos", explicó respecto a una época en la que asegura que muchos hombres volvían de las guerras en las colonias del imperio español y se encontraban sin otra ocupación posible.

Por último, Alonso y González protagonizaron un enfrentamiento con espadas para deleite de los jóvenes, que disfrutaron de esta clase diferente por iniciativa del profesor en prácticas Pelayo Menor-Corroto.

"Esto forma parte de un proyecto novedoso que incluyo en el máster de profesorado", comentó el joven docente, que aspira a instaurar este tres clases prácticas e ilustrativas al año como una forma distinta de ganarse la atención de un alumnado que en general aprueba esta divertida forma de aprender.

Compartir el artículo

stats