Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rosa Ortiz: "De las cuatro leyes que he vivido, la LOMCE supuso el mayor cambio"

La profesora de Filosofía del Instituto de Noreña se jubila tras un cuarto de siglo formando a los jóvenes de la Villa Condal y su entorno

Rosa Ortiz, junto al monumento a Pedro Alonso, en la playina de Noreña. FRANCO TORRE

Ha sido una de las profesoras más queridas, por el alumnado y por sus compañeros, de la enseñanza noreñense. Rosa Ortiz, la carismática profesora de Filosofía que ha formado a varias generaciones de jóvenes de la Villa Condal y de las localidades de su entorno, se jubila tras un cuarto de siglo dando clase en una localidad que ya siente como su casa. A escasos días de que sus compañeros le brinden un homenaje conjunto con otras dos profesoras que también cuelgan la bata (Esther Fernández y Marisa Lanseros), Rosa Ortiz se reunión con LA NUEVA ESPAÑA para hablar de su experiencia en la Villa Condal.

Natural de la localidad lucense de Fonsagrada, donde nación hace sesenta años, Rosa Ortiz completó sus estudios superiores en Santiago de Compostela. En sus primeros años como profesora, ejerció en centros educativos de Chantada, Ribadeo y Santa Eugenia de Ribeira, en La Coruña, antes de lograr plaza en el instituto de Noreña, a donde llegó en el curso 1991-1992 para echar raíces, aunque nunca perdería cierto acento gallego.

"Me instalé en Pola de Siero, siempre he vivido allí en estos años. Cuando llegué, el instituto estaba aún en La Iglesia. Pero lo más llamativo es que allí me reencontré con Francisco Jaureguízar, con quien ya había coincidido en Ribadeo", relata Rosa Ortiz.

Pocos años después, Ortiz y el resto de la plantilla del instituto noreñense tuvo que afrontar la fusión de los dos centros de secundaria de la Villa Condal: el de la Iglesia y el centro de Formación Profesional de Los Riegos. "Fue un momento complicado, por coincidir el cambio de ley educativa con la fusión de los dos centros. Pero es que aquí en Noreña, aún hay gente que piensa que los dos centros siguen separados", relata Ortiz. Actualmente, en la Iglesia se imparten los cursos de Bachillerato, y el resto de la secundaria está centralizada en las instalaciones de Los Riegos.

Los sucesivos cambios de leyes educativas marcaron, en cierta manera, su carrera y la de todo el profesorado: "En todos estos años, he pasado por cuatro leyes educativas distintas. Pero ya antes, cuando estudiaba, me tocó una ley que sólo duró dos años. Éramos poquísimos los alumnos que salimos de esa ley", relata. De todos los cambios legislativos, Ortiz tiene claro cuál ha sido el más grande: "A nivel de profesorado, el cambio más grande, el que más se ha notado, es este último", afirma la profesora, en alusión a la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), también conocida como "Ley Wert". La profesora, en todo caso, también vivió más el cambio porque durante ocho años, hasta 2015, asumió la dirección del centro.

De todos estos años, no obstante, lo que Rosa Ortiz guarda con más cariño son las vivencias con sus compañeros y la convivencia con los alumnos. "Tuve muchos alumnos, y muy buenos. Ahora los que ahora veo hacer carrera como periodistas, escritores, políticos, profesores... incluso alguno que da clases de filosofía. Y eso me alegra", explica Ortiz, que en sus últimas semanas como docente ha tenido la satisfacción de compartir claustro con una antigua alumna.

Compartir el artículo

stats