Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. M. Olay: "Mis letras son ahora menos personales que antes"

El músico, ex de "Soviet Sister" y "La Huella", presenta hoy en la Pola su primer disco en solitario, "Muzak"

J. M. OIay, con su nuevo disco, "Muzak". MANUEL NOVAL MORO

J. M. Olay acaba de publicar su primer disco en solitario, "Muzak", tras cuatro álbumes con las bandas La Huella y Soviet Sister (con esta última grabó tres) y tras una lenta cocción, muchas grabaciones y bastantes descartes. Lo saca en CD y en todas las plataformas digitales. Lo presenta hoy a las 20.30 horas, en el Abre César de la Pola.

Le ha salido el disco que quería, más acústico que los que había hecho hasta ahora, y con una gran mezcla de estilos e influencias. Si en sus trabajos con las bandas había tirado más hacia el rock, aquí, sin descartarlo, ha integrado el folk de ascendencia irlandesa (la "drinking music" cuyos abanderados son The Pogues), el blues, el country o la percusión arabesca. Lo que consiguió fueron "texturas diferentes", actuando "con libertad, mezclando estilos sin más intención que conseguir lo que creía que podía quedar bien".

La composición, en este caso, ha partido de su voz y su guitarra, a la que ha añadido, además de los recurrentes bajo y batería, otros instrumentos que hasta ahora no había incorporado como el banjo, la mandolina, la armónica y el violín.

Escribió y grabó las canciones "en la salita de casa; eso es distinto que cuando tienes una banda, cuando estás solo es tu criterio y nada más, cambia bastante". De todas ellas se quedó con trece, mezcladas por Fran Elías. De ellas, solo dos están cantadas en inglés, y el resto, en castellano. Dice que en todos los casos eligió el idioma que le salía.

Sus letras están teñidas de carga social. "Ahora son menos personales que antes; salvo 'Song for Nora', que es la que le cantaba a mi hija para dormir, el resto van sobre cosas que oigo, sobre conclusiones de gente, comentarios que puedes oír en bares hablando a la gente; la situación social es jodida, pero yo no me considero un portavoz, más bien hago un retrato social sobre lo que piensa la gente, con la rabia contenida, la ironía o el sarcasmo", concluye.

Compartir el artículo

stats