05 de febrero de 2017
05.02.2017

Los peregrinos nunca se pierden en Casquita

El pueblo, donde se bifurca el Camino entre el del interior y el de la costa, homenajea a Ángel Sánchez por su labor de guía

05.02.2017 | 01:11
Mari Paz Campa, Mateo Alonso y el homenajeado Ángel Sánchez, en Casquita.

"Peregrino, Casquita y San Blas están en tu camino". Así comienza el poema dedicado a la ruta xacobea compuesto por una de los ocho vecinos de Casquita. Y así lo demostraron ayer en la que fue elegida aldea más guapa de Villaviciosa en la fiesta de su patrón. Pese a que la lluvia impidió realizar la tradicional procesión, el agua no pudo evitar que los de Casquita disfrutaran de la celebración, y rindiesen un sentido homenaje a Ángel Sánchez, "por su labor de información a los xacobeos".

"No sé a raíz de qué ni por qué me tienen en cuenta para este homenaje, pero no es que lo merezca", confesó Sánchez con rostro de sinceridad minutos antes del homenaje. Pero, a juzgar por las palabras de sus vecinos, el galardón era más que merecido. "Ángel realiza una labor atenta, al orientar y explicar a los peregrinos los entresijos del camino a aquellos que se dirigen a Santiago y pasan por Casquita", le dedicó Mari Paz Campa, maestra de ceremonias de la gala.

Laureano García, presidente de la Agrupación de Asociaciones del Camino de Santiago del Norte, también valoró la labor de Sánchez, además de destacar que Casquita "es uno de los puntos más importantes de la ruta, ya que es el lugar donde se divide el camino interior y el de la costa. De ahí que digan que éste es el pueblo de los abrazos, los que se dan los peregrinos cuando se separan". Además, desde la entidad presidida por García también se le hizo entrega a García de una placa.

Además, Sánchez también tuvo el privilegio de colgar en la ermita de San Blas el título otorgado a Casquita por Cubera a la "aldea más bonita de Villaviciosa", así como una fotografía de la primera procesión por el patrón de la localidad, de 1948.

Tras el reconocimiento, se realizó la tradicional subasta del ramo, una comida de hermandad y baile. Previamente se había hecho una misa en el templo local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído