07 de febrero de 2017
07.02.2017

Los 350 expropiados de Bobes comienzan a pagar las plusvalías: 3,5 millones

"No fue posible", asegura el Alcalde de los intentos para bonificar a los afectados, que en algunos casos tendrán que abonar más de 20.000 euros

07.02.2017 | 01:39
Los ediles Noelia Macías y Alberto Pajares, ayer, flanqueando al alcalde de Siero, Ángel García, en el Ayuntamiento.

Los propietarios de los terrenos expropiados para la construcción del polígono industrial de Bobes, hoy paralizado, comenzarán a recibir estos días las notificaciones de que deben afrontar el pago del impuesto de plusvalía. Así lo anunció ayer el alcalde de Siero, el socialista Ángel García, quien aseguró que los informes técnicos "recomiendan y obligan" al equipo de gobierno a reclamar el pago para no incurrir "en una irresponsabilidad contable" que podría acabar con los ediles responsables ante los tribunales.

García aseguró que desde el inicio del mandato se estudiaron fórmulas para evitar o amortiguar los efectos del pago de este impuesto, al que deberán hacer frente 350 afectados de las parroquias de Bobes, San Miguel de la Barreda y Granda por una cuantía total de 3,5 millones de euros. "Intentamos abordar el tema con alguna fórmula legal de bonificación o similar, pero no fue posible", declaró el regidor que recordó que, en caso de esperar a la prescripción de las mismas en abril, el Gobierno estaría cometiendo una ilegalidad. "Nos vemos en la obligación de pedir los pagos", apuntó sobre una medida que calificó de "desagradable" y que viene demorándose desde el año 2009.

Sobre el procedimiento a seguir, Ángel García anunció que ayer mismo se comenzaron a enviar las notificaciones que llegarán esta semana a "un 90% de los afectados", a lo que añadió que "una pequeña minoría" no se verá afectado por estos pagos, bien porque ya los liquidaron en su día, bien porque prescribieron al aceptar la oferta inicial por sus terrenos. Igualmente, señaló que el Consistorio tratará de "dar las mayores facilidades posibles" tanto para que la cuantía a pagar sea "el mínimo legal" como para que el pago se efectúe de la manera "menos traumática" posible. "Existe la posibilidad de pagar en 48 meses con un tipo de interés fijado por el Estado", comentó en referencia a algunas de las alternativas existentes.

Este anuncio llega después de años de debates. Sin ir más lejos, el pasado mandato, el gobierno de "los Trece", encabezado por el casquista Eduardo Martínez Llosa, planteó la posibilidad de bonificar casi en su totalidad el impuesto mediante una ordenanza, posibilidad que fue desechada por los servicios técnicos al considerar "inviable" esa medida con carácter retroactivo, pues sólo se aplicaría a futuras expropiaciones. El debate fue propiciado por las fuertes protestas vecinales ante una medida que ven injusta, pues obliga a los afectados a abonar cantidades que en algunos casos superan los 20.000 euros y suponen un 15 por ciento de media de lo percibido por los expropiados.

Por otro lado, el Alcalde aprovechó también para anunciar que el Ayuntamiento ejecutará los avales de 2,4 millones depositados en su día por Liberbank por el compromiso de la promotora del centro comercial de Paredes de desarrollar una gran zona verde en el entorno del complejo. Actuación que lleva demorándose desde 2006 y que, tras fracasar la negociación entre las partes, llevó al Ayuntamiento a mover ficha con el compromiso de destinar el dinero de los avales a desarrollar los proyectos pendientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído