07 de febrero de 2017
07.02.2017

Dos ediles de IPÑ en Noreña asumen las áreas de Foro en el gobierno

Ana González se encargará de Economía y Pelayo Suárez de Personal, antes en manos del dimisionario Inaciu Iglesias

07.02.2017 | 01:39

La alcaldesa de Noreña, la independiente Amparo Antuña, comunicará en la Junta de Gobierno del jueves los cambios realizados en el equipo de gobierno a raíz de la reciente dimisión del concejal de Foro, Inaciu Iglesias, con el que IPÑ gobierna desde 2015. Consistirán en el reparto de las áreas que hasta ahora eran responsabilidad del edil casquista entre los concejales Pelayo Suárez y Ana González.

Después de que Antuña recibiera la negativa de la futura edil de Foro, Beatriz Corzo, de entrar en el gobierno a pesar de mantener su respaldo al pacto firmado entre ambas formaciones, IPÑ mantuvo varias reuniones para dictaminar un nuevo reparto de responsabilidades en el que González asumirá las áreas de Economía, Hacienda y Desarrollo Local, mientras que Suárez añadirá a sus competencias las de Personal y Régimen Interno.

Ambos concejales eran los que hasta ahora llevaban junto a Iglesias las materias de mayor peso en el ejecutivo local. Suárez se encargó hasta ahora de Urbanismo, Obras, Servicios, Parques y Jardines, Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana. Materias que por su naturaleza le mantienen en contacto directo con la plantilla municipal y llevan ahora a la Alcaldesa a delegarle las nuevas áreas. Por su parte, González añade el apartado económico a sus responsabilidades en Asuntos Sociales, Turismo, Festejos y Juventud, de gran peso en el municipio.

A estos cambios hay que sumarla entrada de Suárez en la Junta de Gobierno en sustitución de Iglesias, así como su nombramiento como segundo teniente de alcalde, mientras que Ana González se mantiene como número dos de la primer edil.

Estos cambios suponen que el gobierno municipal pase a ser monocolor tras más de año y medio dirigiendo el concejo con un modelo de coalición. No obstante, fuentes cercanas a IPÑ aseguran que no se descarta que el reparto sea provisional, en caso de la concejal de Foro, Beatriz Corzo, decida en un futuro incorporarse a un gobierno que queda en manos de cuatro de los trece ediles que conforman la corporación. Algo que no se descarta, puesto que Corzo fundamentó su negativa a entrar en el gobierno en su falta de experiencia en el cargo, que espera ir adquiriendo.

Queda por ver como encajarán estos cambios por una oposición. Tanto en Conceyu Abiertu, principal apoyo del ejecutivo para sumar la mayoría absoluta y sacar adelante sus principales propuestas, como por parte de PSOE, IU y PP que desde el inicio de mandato se han mostrado muy críticos tanto con la gestión del dimitido Iglesias como de la propia alcaldesa, a la que reprochan su escasa participación en los plenos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook