07 de febrero de 2017
07.02.2017

La empresa de jardinería avisa de despidos si se rescinde el contrato

El gobierno quiere que el cuidado de las zonas verdes sea público para ahorrar 37.000 euros a las arcas municipales

07.02.2017 | 01:37

"Si el Ayuntamiento rompe el contrato tendremos que echar a la calle a los cinco trabajadores que tenemos en Llanera". Se puede decir más alto, pero no más claro. Fernando García, gerente de la empresa Viveros Solís, actual concesionaria del servicio de mantenimiento de parques y zonas verdes del concejo, aseguró así que la firma radicada en Oviedo no podrá hacer frente "a esas cinco nóminas" en caso de que el Consistorio decida asumir estas tareas, como anunció el concejal de Servicios, José María Vega (IU), en el pleno del pasado jueves.

Según el edil, "después de realizar un estudio para evaluar los diferentes costes que acarrea el servicio, se valoraron positivamente las ventajas que conlleva la realización de este cometido desde el propio Ayuntamiento". "Queda suficientemente justificado este cambio en el modelo de gestión, con el que se ahorrará un 15 por ciento", aseguró Vega.

El actual contrato con Viveros Solís tiene un coste anual de 237.000 euros. Según las cuentas del concejal, asumir directamente el servicio supondría un gasto aproximado de 200.000 euros.

Sin embargo, para la concesionaria los márgenes no son "tan grandes". "El Ayuntamiento no tiene personal suficiente. Pero a las nóminas hay que sumarle el coste de la herramienta, automóviles, combustibles... No es tan barato ofrecer un servicio impecable como el nuestro, otra cosa es que no quieran algo tan minucioso", apuntó García.

Los cinco empleados de Viveros Solís que se verían afectados por el cambio de gestión "llevan casi 20 años desempeñando estas labores" y tienen edades "que rondan los 60 años". "Sin contrato no podemos asumir las nóminas", recalcó el empresario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook