07 de febrero de 2017
07.02.2017

Grado instala cuatro desfibriladores por la villa para ayudar en caso de infarto

Los aparatos se colocarán en la Casa de Cultura, en dependencias deportivas y en el coche patrulla de la Policía Local

07.02.2017 | 01:34

Evitar una parada cardíaca. Ese es el objetivo de los cuatro desfibriladores con los que contará el Ayuntamiento de Grado para aumentar la velocidad de actuación en caso de que se produzca algún infarto antes de la llegada de los servicios médicos. Tres de los aparatos se colocarán en dependencias municipales y otro irá en el coche patrulla de la Policía Local. Los desfibriladores se ubicarán en el polideportivo municipal, el campo de fútbol "Marqués de la Vega de Anzo" y en la Casa de Cultura. Además, el concejo cuenta con otro aparato en la piscina climatiza, instalado con anterioridad. Se han elegido esos espacios por ser los de mayor afluencia y, sobre todo, teniendo en cuenta las instalaciones deportivas. Los desfibriladores permitirán recuperar el ritmo cardíaco en caso de parada a los pocos minutos de producirse. Se estima que en España se producen más 30.000 paradas cardíacas al año. "La única forma de conseguir una mayor superviviencia es un tratamiento adecuado y precoz de las víctimas a través de una correcta resucitación cardiopulmonar", señala Plácido Rodríguez, edil de Comunicación.

Los desfibriladores cardíacos estarán instalados en dependencias municipales y los empleados municipales recibirán formación para el adecuado manejo del equipo portátil, que aporta una descarga eléctrica controlada para su empleo terapéutico, así como cuenta con un sistema computerizado de análisis ritmo cardíaco y aporta las pautas a seguir en caso de ser necesario. El Ayuntamiento podrá designar un máximo de 8 trabajadores para cada equipo.

La formación la realizará la empresa adjudicataria, B+Safe, que tendrá el contrato de los desfibriladores durante cuatro años sin derecho a prórroga. El coste de instalación y mantenimiento anual para los cuatro aparatos y de la formación inicial y continuada para los empleados municipales es de 3.484 euros al año. "Buscamos un municipio más cardiosaludable, de ahí la mejora de las prestaciones de seguridad pública en determinados espacios municipales, especialmente los de gran afluencia", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído