02 de abril de 2017
02.04.2017

Los fieles confían en acabar en su segundo intento el vía crucis previsto para Viernes Santo

02.04.2017 | 00:25

La Semana Santa polesa se marca este año un reto que estuvo a punto de alcanzar el pasado año. La recuperación de la procesión del Santo Encuentro permitió llenar de vida varias calles de la capital sierense durante la jornada del Viernes Santo, pero el mal tiempo impidió que se pudieran completar las catorce estaciones del vía crucis. Esta Semana Santa tendrá lugar un segundo intento previsto para a partir de las siete y media de la tarde de la jornada festiva, que tendrá como punto álgido el encuentro de la Virgen Dolorosa y el Cristo Yacente, de nuevo en la plaza Cabo Noval.

Un acto al que se sumarán otros de carácter religioso en la parroquia con motivo de las jornadas de Domingo de Ramos, el Jueves Santo o el Domingo de Pascua de Resurrección, a los que hay que sumar la celebración religiosa de la jornada festiva de los Güevos Pintos por parte de párroco Juan Hevia el día 18 de este mes en la plaza del Ayuntamiento. Acto que supondrá uno de los puntos más álgidos de una celebración que incluye varias actividades lúdicas y musicales que se desarrollarán a lo largo de toda la semana.

Por otro lado, los actos de la Semana Santa de Lugones comienzan en la víspera del Domingo de Ramos con la lectura del pregón pascual por parte de la hermana superiora de las hermanas del Santo Ángel, María Victoria Sagasti, a las siete de la tarde en la iglesia parroquial de San Félix. Un acto que sirve para iniciar las diferentes celebraciones programadas en el mismo templo, que culminarán con la celebración de las procesiones de la Virgen de la Soledad y el Cristo Yacente el Viernes Santo por la tarde. Cita que este año destaca por la puesta en escena de la nueva imagen de la Virgen de la Soledad de una parroquia que en los años anteriores había utilizado una figura prestada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas