16 de abril de 2017
16.04.2017

La Villa difunde la cultura del azabache "para que se valore", como piden los artesanos

Unas 300 personas de diferentes comunidades asisten a los talleres que la asociación maliayesa "Acebache" imparte estos días en la Casa de los Hevia

16.04.2017 | 00:26

La artesanía ha tomado estos días las calles de Villaviciosa entre el V Certamen de Azabachería "Eliseo Nicolás" y el II Encuentro de artesanos "Talleres en la Villa". En ambos puntos los visitantes de todas las edades han podido meterse en la piel de quienes transforman la materia prima con sus manos y herramientas. El objetivo, que el público conozca y en consecuencia valore lo que luego se encuentra en tiendas y mercados.

La asociación "Acebache", organizadora del certamen, ha estado impartiendo talleres tanto para niños como para adultos. A los más pequeños les han explicado que el azabache "es un árbol que vivió cuando existían los dinosaurios", resumió la presidenta del colectivo, María Pérez, que ve en estos escuchantes un gran potencial. "Son como esponjas, lo cogen enseguida y lo transmiten rápido", apuntó. Los participantes pulieron una piedra de azabache para darle brillo sobre la que Pérez grabó luego su nombre, antes de que se la llevasen a casa.

Por los talleres de la Casa de los Hevia han pasado visitantes de Álava, Burgos, Valladolid, Madrid y hasta Málaga. También ha habido asturianos y muchos se han quedado "muy sorprendidos, porque no tenían ni idea. Esto es lo más sangrante", lamentó la artesana, quien ve en este tipo de actividades una oportunidad para "difundir la cultura del azabache e intentar que se le dé valor". Los participantes adultos pudieron conocer la diferencia entre el azabache asturiano y el lignito georgiano, un material mucho más abundante y barato que ha desplazado al azabache turco y lo está haciendo también con el de Whitby (Reino Unido) y también con el asturiano, estos dos últimos los de mayor calidad del mundo. "Se puede diferenciar por el precio y por el tacto", explicó Pérez antes de añadir que el azabache "raya marrón y las otras piedras de un color diferente". También en el encuentro de artesanos, en el Café Avenida (el ancho) el público pudo admirar y aprender algunos de los oficios presentes como la cerámica y la taracea. El encuentro concluyó ayer, pero el certamen de azabache continúa y acaba hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído