Inspección de Trabajo ha requerido al Ayuntamiento que no utilice a los empleados del servicio de recepción y conserjería del centro polivalente de La Baragaña para trabajos fuera de ese centro. Ese requerimiento llega tras una denuncia del PP de Carreño.

"Estábamos en lo cierto al señalar la ilegalidad del atajo consistente en usar a trabajadores de una empresa privada adjudicataria de un servicio concreto para cubrir necesidades de personal que nada tienen que ver con ese servicio", indica el portavoz de los populares carreñenses, José Ramón Fernández, que añade: "Lo más triste es que tenga que ser la Inspección de Trabajo la que se lo diga al Gobierno municipal".