Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los milicianos regresan a El Cuetu

"Es muy importante conocer la memoria reciente del país y lo que pasó en Asturias", destacan los primeros visitantes del búnker de Lugones

Miembros de la asociación "Frente del Nalón", caracterizados como milicianos, ayer, junto al búnker. M. M.

El Cuetu, en Lugones, mantiene los restos de fortificación de la Guerra Civil española con el búnker mejor conservado y extenso del norte de España. Desde ayer se puede visitar los domingos, en grupos de unas diez personas. El recorrido finaliza en la colección de piezas de militares de la contienda que provisionalmente se expone en Colloto.

La intención del propietario es levantar un complejo hotelero en el edificio del antiguo monasterio de monjas benedictinas, que primero fue sede de un campo de tiro; entonces se montará aquí el museo y la pretensión es realizar una excavación arqueológica para conocer mejor la historia que se vivió aquí. Esta fortificación republicana acabó en manos nacionales.

En El Cuetu hubo tres líneas de defensa: el mencionado búnker y dos trincheras, según explicó el guía, Alfonso Fanjul. Pero "no se llegó a usar como primera línea de combate", apuntó. El búnker, que sirvió de almacén para las monjas, se conserva en buen estado y aún se pueden ver los nidos de ametralladoras, así como los habitáculos que hicieron de botiquín y de enfermería.

Marta Menéndez y Mauricio Schwarz, de Gijón, participaron en esta primera visita, en la que miembros de la asociación "Frente del Nalón" representaron un grupo de milicianos. "Es muy importante conocer la memoria reciente del país y de lo que pasó en Asturias", destacaron. Rogelio Camblor y su hijo Martín, de 10 años, también asistieron, después de haber recorrido otros búnkers en Normandía. Los jóvenes se interesan igualmente por la historia. Es el caso de Raquel Martínez, Jorge Sánchez y Vanesa Díaz, los tres de 20 años y de Lugones.

Fabio Eguía y Arancha Sánchez, de Gijón, desconocían que había este búnker en Lugones y ayer fueron a conocerlo.

Compartir el artículo

stats