El grupo municipal de Somos Carreño no cree en la propuesta de presupuestos participativos del PSOE. Así lo asegura el portavoz de los afines a Podemos, Carlos López, quien entiende que este proyecto es "muy cerrado" y que "el margen de intervención, tanto por parte de la ciudadanía como del resto de grupos municipales es escaso o nulo". Además, la formación morada también se queja de que el gobierno local no ha contado con ellos en la elaboración del plan, algo a lo que supuestamente se habían comprometido el año pasado.

Somos considera, además, que la propuesta del PSOE incurre "en errores que ya se cometieron en los presupuestos participativos del año pasado"; un proyecto que contó con el apoyo de la formación morada, al entender que "era más importante que el plan echase a andar que los fallos que tenía".

Ahora, tras entender que el gobierno local no ha cumplido con su palabra, en el seno de Somos, que en el presente ejercicio fue socio del PSOE para sacar adelante el presupuesto y el remanente, se sienten desengañados. "De nada sirve darles un voto de confianza si quien gobierna lo hace con arrogancia. Es inadmisible llegar a un consejo de Participación Ciudadana con hechos consumados y a cinco días de empezar el proceso. Acabarán quedándose solos en este tema, como en tantos otros", atiza el portavoz del grupo afín a Podemos.

Estas circunstancias hacen creer a Somos que la segunda edición de los presupuestos participativos "tendrá escasa participación en las sesiones presenciales" y que "no habrá tiempo a prestar la formación previa" que requiere este proceso. "Si no se mejora, este sistema no despertará el interés de los ciudadanos por participar y no conseguirá superar la fase actual, que más parece un concurso de ideas que una herramienta de participación", sentencia López.