19 de diciembre de 2017
19.12.2017

El taxi también se "mancomuna"

La ausencia de vehículos adaptados en el concejo permite que una furgoneta habilitada de Gozón asuma este servicio

19.12.2017 | 01:37
Toni Gormilla, ayer, muestra su vehículo adaptado en la parada de taxis de Luanco.

El municipio de Gozón ya dispone de un taxi adaptado para usuarios con movilidad reducida. El vehículo está pilotado por Toni Gormilla. Ese vehículo de grandes dimensiones no solo presta el servicio en el municipio gozoniego, sino que también está habilitado para hacerlo en Carreño, ya que los taxis de este municipio carecen de un vehículo adaptado con esas características.

A partir de ahora, uno de los nueve taxis gozoniegos pasa a ser, de manera figurada, un servicio "mancomunado" que compartirán los residentes de Gozón y Carreño, eso sí en tanto los conductores del concejo vecino no adapten un vehículo como hizo el gozoniego Toni Gormilla. "Antes, los vecinos que necesitaban este tipo de coches para desplazarse tenían que llamar a taxis de Avilés y Gijón, lo que era más caro para los usuarios", señaló el taxista y presidente de la fanfarria "Pepe El Chelo", Álvaro Artime. El nuevo vehículo permite subir una silla de ruedas por el portón trasero de la furgoneta y, además, dispone de escalones en las puertas laterales para hacer más sencilla la subida al vehículo, que, además, lleva un distintivo.

"Toni Gormilla puede hacer servicios en Carreño con el taxi adaptado porque así lo permite la ley, no tiene competencia alguna", señaló Artime. Hasta la fecha, el taxista que conduce el vehículo adaptado ha realizado, principalmente, traslados de vecinos con movilidad reducida a geriátricos de Gozón. Los vecinos que deseen contar con este servicio deberán ponerse en contacto con el radio taxi de Gozón. "Y además tendrán que solicitar que quieren el servicio de discapacitados llamando al 985883333", destacó Álvaro Artime, mientras espera por un servicio en la parada de taxis de Luanco, situada en el entorno del parque Zapardel.

Para poner en marcha el nuevo vehículo adaptado, Toni Gormilla ha hecho una inversión de casi 10.000 euros que ha de sumar a la compra de la furgoneta con capacidad para ocho personas. "Hay clientes que ya han usado el nuevo taxi y bromean, me dicen que no pidieron una ambulancia, dadas las dimensiones del vehículo", indica el propietario de la furgoneta adaptada. "La verdad es que los vecinos están muy agradecidos con la nueva adquisición", añadió el taxista gozoniego. Entre otras razones, porque, de esta manera, el servicio les sale más económico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído