Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así es mi oficio | Siero

Moha Bakkali, con la victoria en la sangre

Un profesor de Educación Física descubrió al atleta sierense a los 17 años y desde entonces no ha dejado de ganar carreras

Moha Bakkali, en Alcobendas.

Moha Bakkali, en Alcobendas.

Moha Bakkali llegó de su Tánger natal a Lugones cuando contaba 7 años, y no tardó en convertirse en un sierense más haciendo lo que suelen hacer por estos pagos todos los niños: jugar al fútbol.

Militó en el Atlético Lugones desde que era alevín hasta que cumplió los 18 años, pero aquél no estaba destinado a ser su deporte. Cuando contaba 17 años, su profesor de Educación Física, además corredor de triatlón, vio en él -y no le faltó ojo- condiciones para ser atleta, y se puso en contacto con Luis Menéndez, del Atletismo Lugones.

Bakkali decidió probar, le gustó y desde entonces lo suyo es correr. No solo por vocación, sino también por logros. No ha dejado de crecer ni de ganar carreras. La última, el Campeonato de Asturias de campo a través, en el que triunfó por segundo año consecutivo.

Lo cierto es que desde sus comienzos ya tuvo buenas sensaciones. Desde su primera experiencia. "Cuando comencé a entrenar, se celebraba el Campeonato de cross juvenil de Asturias; yo entrené solo un día, el martes, y el campeonato se celebró el domingo. Con un solo día de entrenamiento, quedé quinto, eso me animó muchísimo", asegura Bakkali.

El atleta vive desde hace dos años en la Pola, y desde hace uno y medio, aproximadamente, trabaja en Embutidos El Hórreo. Empezó a trabajar para ayudar económicamente a su familia y ha abandonado los estudios, aunque asegura que no de forma definitiva. Actualmente tiene dos sueños: uno, estudiar algún día la carrera de Educación Física para dedicarse a lo que más le gusta, y el otro, conseguir convertirse en atleta olímpico.

Para esta última aspiración, lo que necesita es seguir creciendo, entrenándose y compitiendo cada vez mejor. Su carrera ha sido ascendente desde que empezó. Y las victorias en las pruebas ayudan. "Siempre me animan a seguir y avanzar", dice. En su trayectoria ascendente solo hubo una tacha hace unos dos años, cuando una bacteria lo debilitó y, si bien no evitó que siguiera corriendo, sí lo doblegó lo suficiente como para sacarlo de los primeros puestos.

Pero ese momento ya ha pasado, y ahora su idea es seguir creciendo y progresando día tras día. Moha Bakkali, que entrena con Marcos León, lleva una rutina diaria que casi nunca se salta. Trabaja en horario matinal, duerme una siesta por la tarde, y a entrenar: series, cambios de ritmo, pista, sala, lo que toque. El trabajo, que tiene su parte física, podría tomarse como una desventaja, pero para él no lo es. "Hay muchos atletas que lo ven como algo negativo, pero yo lo veo como una manera de estar en forma, de ejercitarme", señala.

Entre sus logros más altos está el subcampeonato de España de relevos mixto, que consiguió con Beatriz Álvarez, Marta Casanova y Gerardo Casas. Son logros importantes que lo empujan a seguir entrenando, a seguir creciendo, y que hacen que Bakkali conserve en las carreras una sonrisa que nunca pierde en el día a día.

Compartir el artículo

stats