12 de febrero de 2018
12.02.2018

El Nora que vivió el Holocausto

Siete vecinos de la comarca apresados en Francia acabaron en campos de concentración, donde cuatro murieron Conceyu por Noreña pide un recuerdo para Manuel Pañeda, fallecido en Mauthausen

12.02.2018 | 01:46
Vicente García Riestra muestra el uniforme del campo de concentración.

Hasta la comarca del Nora también llegaron los ecos del horror nazi. Cinco vecinos de Siero (uno de ellos de Colloto, aunque no está claro si es de la parte sierense de la localidad o de la de Oviedo), un noreñense y otro llanerense vivieron en primera persona la barbarie de los campos de concentración. Los siete se exiliaron a Francia, donde fueron apresados por los alemanes. Sobrevivieron tres.

Según la ficha de la base de datos en el Portal de Archivos Españoles (PARES) sobre los campos de concentración nazis, Laurent Dufan nació el 20 de febrero de 1902 en Viella (Siero) y entró en la prisión de Compiègne (Francia) el 27 de abril de 1944. De aquí fue deportado tres días después al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau (Polonia). Logró ser liberado.

La misma suerte corrió Vicente García Riestra, que nació el 20 de enero de 1925 en Pola de Siero, pero que se trasladó a vivir con su familia a Noreña siendo un niño. El 22 de enero de 1944 acabó en la misma prisión que Dufan, donde sólo pasó 2 días porque fue deportado al campo de concentración de Buchenwald, uno de los mayores de Alemania. Logró ser liberado más de un año después, el 11 de abril de 1945.

García Riestra fue recibido y homenajeado en el Ayuntamiento de Siero en septiembre de 2009, siendo alcalde Juan José Corrales. En julio de 2015 descubrió una placa en Noreña en recuerdo de su hermano José, fusilado durante la Guerra Civil con sólo 17 años. Su padre, Gregorio García, también fue fusilado por estar afiliado al sindicato UGT. Vicente García Riestra prosiguió con su vida en Francia.

Él mismo contó su historia a LA NUEVA ESPAÑA. Estuvo a punto de convertirse en uno de los niños de la guerra que viajaron a la Unión Soviética, pero el empeño de su madre de quedarse con ellos hizo que se trasladasen primero a Barcelona y, más tarde, a Francia. Pero en 1943, cuando formaba parte de la Resistencia, fue capturado por los alemanes, torturado y enviado al campo de concentración de Buchenwald. Fue liberado por el ejército estadounidense cuando tenía 20 años. Pesaba 28 kilos.

Los otros dos sierenses que sufrieron los horrores del Holocausto fallecieron. Uno fue Ramón Ríos Fanjul, nacido en Tiñana el 12 de mayo de 1941. Ingresó en la prisión de Angulema (Francia), sin que conste la fecha, y fue deportado el 24 de agosto de 1940 al campo de concentración de Mauthausen (Austria). Falleció el 12 de mayo de año siguiente.

Tampoco sobrevivió José Suárez Palacio, que nació en Carbayín el 10 de enero de 1942. Acabó en Stalag XII-D (Trier), un campo de prisioneros alemán durante la II Guerra Mundial. El 25 de enero de 1941 fue llevado al campo de concentración de Mauthausen. Lo mataron el 10 de enero del 42.

En Colloto, aunque no figura si en Oviedo o Siero, nació Emilio Méndez Valdés el 12 de noviembre de 1913. Dio con sus huesos en Stalag VI-C (Bathorn), otro campo de prisioneros alemán, y, como Suárez Palacio, fue deportado a Mauthausen el 22 de julio de 1941. Allí murió el 6 de mayo de año siguiente.

El noreñense Manuel Pañeda Nuño también fue víctima de las torturas nazis. Nació en la Villa Condal el 10 de diciembre de 1896. Acabó en el campo de prisioneros Stalag XI-B Fallingbostel (Alemania) y fue deportado el 27 de enero de 1941 a Mauthausen. Falleció el 6 de agosto de ese mismo año a la edad de 44 años.

Conceyu Abiertu por Noreña pide colocar un adoquín que recuerde a Manuel Pañeda. No disponen de más datos que los encontrados en el Portal de Archivos Españoles, así que este grupo político lanza un llamamiento a sus familiares, para conocer mejor su historia.

Toño Martínez, además de concejal de Conceyu, es historiador y ha escrito varios libros sobre el exilio asturiano. Explica que 166 asturianos acabaron en campos de concentración y que a 93 de ellos les arrebataron la vida entre 1941 y 1943. El resto fueron liberados, excepto uno que se escapó. Martínez explica que eran combatientes republicanos en la Guerra Civil Española que en octubre del 37, antes de que fuera tomada Asturias, salieron hacia Francia en barcos, la mayoría desde Gijón. Algunos regresaron a España por Cataluña para seguir en el frente y muchos se quedaron en Francia. Un país donde no les fue mejor, porque, unidos a la Resistencia, fueron hechos prisioneros tras la invasión alemana.

Por último, Marino Martínez Rodríguez nació en San Cucao (Llanera) el 27 de diciembre de 1923. Fue deportado el 24 de agosto de 1940 al campo de concentración de Mauthausen y tuvo la fortuna de ser liberado el 11 de octubre de 1944. Todos ellos pudieron ser recordados el pasado 27 de enero, día de las víctimas del Holocausto, en que se conmemora la liberación de Auschwitz por las tropas soviéticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído