24 de febrero de 2018
24.02.2018

El Tribunal Superior anula el plan de normalización del asturiano de Carreño

El fallo, recurrible, da validez a los argumentos del Partido Popular y rechaza la sentencia previa del Contencioso Administrativo

24.02.2018 | 02:13

El plan de normalización lingüística del Ayuntamiento de Carreño ha sido anulado por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), estimando así el recurso de apelación interpuesto por los concejales del Grupo Popular, tal como ocurrió previamente con el Ayuntamiento de Noreña.

El plan de normalización del asturiano fue aprobado en pleno por el PSOE, IU y Somos, con el voto en contra del PP, que recurrió a los tribunales.

Los principales argumentos de los populares eran, por una parte, la ausencia de un informe económico que analizase la repercusión del plan en los ingresos y los gastos municipales, ya que algunas actuaciones recogidas en dicho plan implicaban un desembolso.

Por otra parte, a juicio del PP, el Ayuntamiento no tenía competencias para la aprobación del plan, pues establecía "una regulación en el ámbito del procedimiento administrativo, de la valoración del conocimiento del bable para los empleados públicos y de la concesión de subvenciones, que considerábamos abiertamente ilegales porque lo hacían como si dicha lengua fuese oficial", afirma el portavoz del grupo, José Ramón Fernández.

Los populares insisten en que el plan asumía que "el Ayuntamiento de Carreño acepta de modo formal que el asturiano es, junto con el castellano, lengua propia de uso institucional", lo cual equivale a considerar que el asturiano es una lengua oficial, cuando la ley no le reconoce tal condición.

El plan fue recurrido por el PP de Carreño ante el Juzgado Contencioso Administrativo, y éste le dio validez al reconocer el Ayuntamiento que el mismo carecía de efectos jurídicos. Los populares interpusieron un recurso de apelación y ahora el TSJA les da la razón al entender que el plan sí tiene efectos jurídicos, que es una norma con una regulación amplia en diversos ámbitos que no se ha tramitado como la ley exige.

La ausencia de un informe económico conlleva la anulación de todo el plan, por ser un vicio esencial del procedimiento de aprobación, sin necesidad de entrar en detalles de su contenido.

Tras la publicación de la sentencia, el portavoz del PP pide a la Alcaldesa y al PSOE que "no consuman más tiempo y recursos en intentar aprobar la oficialidad del bable por la puerta de atrás" y que se centren "en los asuntos en los que sí tiene competencia el Ayuntamiento", dejando que "sean las Cortes y el Parlamento de Asturias los que aborden estas cuestiones".

Carlos López, de Somos, anuncia que se recurrirá la sentencia, que no ven "justificada" y califican de "inadmisible" por ir "contra unos derechos fundamentales que recogen el Estatuto de Autonomía, la Constitución y hasta la Carta Universal de Derechos Humanos". El grupo morado asegura que defenderá el derecho a usas el asturiano "ante los intransigentes del PP".

IU también anuncia recurso y Ángel García espera que "salga adelante y se respete la decisión del pleno". La coalición destaca que "no se obliga a nadie a utilizar el asturiano, así que no entendemos cuál es el problema". Respecto del informe económico, García es claro: "Si hay necesidad de hacerlo, que lo hagan los servicios de intervención".

Este periódico intentó contactar ayer con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Carreño para recabar su opinión sobre la sentencia del TSJA, pero no fue posible establecer comunicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído