Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero reclama medidas tras constatar el peligro del río para los pisos de Lieres

El gobierno, basándose en un informe técnico, advierte de que el arroyo se acerca "peligrosamente" a las viviendas y pone en riesgo los cimientos

Los técnicos municipales que hace unos días visitaron las viviendas de Lieres cuyos cimientos pueden verse afectados por el crecimiento progresivo del río consideran "prioritario" que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico acometa "medidas de protección que permitan estabilizar las márgenes del arroyo Miravete".

Estas actuaciones van encaminadas a "evitar los riesgos a los que se encuentran sometidas las viviendas afectadas ante el continuo avance del río, socavando los terrenos próximos a las edificaciones".

El arroyo Miravete bordea un grupo de bloques de viviendas, a su paso por Lieres, ubicadas en la calle Vicente Pérez y Pérez. Durante estos años, "el cauce ha ido progresivamente erosionando la margen izquierda del río", como consta en el informe técnico municipal, que de esa forma da la razón a los vecinos, que llevan meses denunciando esta situación con preocupación.

El documento prosigue indicando que ha ido "acentuándose durante los fuertes episodios de crecidas acontecidas este pasado invierno". Concretan que ha provocado el deslizamiento de un tramo de unos 20 metros de longitud de esa margen del arroyo.

Los técnicos municipales constatan que esta situación está ocasionando que "el río se acerque peligrosamente a las viviendas, con el consiguiente riesgo que ello supone para la cimentación de los edificios". En el mencionado informe adjuntan un plano y fotografías que corroboran que "se está produciendo un importante fenómeno de erosión que está desestabilizando los terrenos" en los que se asientan los mencionados inmuebles.

El gobierno local de Siero ha trasladado ya el informe técnico a los responsables de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que tome medidas al respecto, ya que es el organismo competente en este asunto.

Caída con fortuna

Los vecinos llevan tiempo denunciando también la situación que presenta el río por el pésimo mantenimiento de los árboles de la ribera del arroyo Miravete. Incluso, un ejemplar de gran envergadura cayó y la fortuna impidió que lo hiciera contra las viviendas. Pero los residentes en esta zona, próxima al área recreativa, se quejan de falta de poda y no sólo de los árboles que caen al río, también de las cañas, que acaban obstruyendo el cauce. Esta situación empeora con las grandes avenidas como las de las pasadas semanas derivadas de las intensas precipitaciones caídas. Pero lo que más les preocupa es que el arroyo siga erosionando el terrero y si no se actúa termine por afectar a los cimientos de los edificios, poniendo en riesgo su seguridad.

Compartir el artículo

stats