01 de mayo de 2018
01.05.2018

El Serida consigue fondos europeos para mejorar el brócoli, el tomate y la judía verde

La investigación será coordinada por la Universidad de Catania durante cuatro años

01.05.2018 | 02:41
Juan José Ferreira, en el invernadero del Serida, con fabas, en Villaviciosa.

Mejorar la competitividad del cultivo ecológico de la judía verde, el tomate y el brócoli es el objetivo principal del proyecto "Mejora genética para una producción orgánica hortícola resiliente, eficiente y sostenible" impulsado por el grupo de Genética Vegetal del Servicio de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida) y que acaba de conseguir financiación de la Unión Europea por valor de seis millones de euros a través del Programa H2020.

El proyecto está coordinado desde la Universidad de Catania de Italia y en él participan diecinueve equipos de investigación de nueve países europeos, apoyados por dos grupos asiáticos. Su puesta en marcha está prevista para comienzos de este mes y su duración es de cuatro años. En ese tiempo, los investigadores estudiarán la diversidad genética en las tres especies a nivel morfológico, agronómico, molecular (ADN) y de resistencia a enfermedades. En concreto, las tareas del equipo de Genética Vegetal se centrarán en la multiplicación y caracterización de judía desde el punto de vista morfológico y de resistencia a enfermedades. También colaborarán en el análisis de su variación molecular.

En última instancia, el trabajo busca localizar los genes con mayor peso en la adaptación orgánica y desarrollar herramientas para acelerar la obtención de nuevas variedades por mejora genética y la producción de semilla en cultivo orgánico.

El desarrollo del proyecto contempla la realización de trabajos de campo con los productores locales, lo que permitirá la transferencia de los resultados en las producciones ecológicas locales, según explicó el responsable del equipo de Genética Vegetal, Juan José Ferreira. "Supone un hito al ser el único proyecto europeo del Programa 2020 que hay en el Serida. La financiación por parte de la UE pone en valor la calidad de la investigación realizada en los últimos años en un contexto en el que los recursos disponibles para la investigación son muy limitados y suponen una gran oportunidad para el avance hacia una agricultura sostenible y de calidad", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook