El grupo de polesos contrarios a la gestión de Jenaro Soto al frente de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero denuncia que éste renovó su cargo al frente de la sociedad "de forma irregular". Por esta razón, han iniciado una campaña de recogida de firmas cuyo objetivo es pedir la convocatoria urgente de una asamblea extraordinaria.

Explican que lo hizo alegando un cambio de estatutos realizado en 2013, que le permitía renovar el cargo sin convocar una asamblea. "Hemos podido constatar que la última modificación de los estatutos data de 2004", para adecuarlos a la Ley Orgánica de 2002, y sobre la elección de la junta directiva, "establece que debe ser designada en asamblea general extraordinaria, que nunca se celebró", explica el sector crítico. Por eso, concluyen que "constituye un hecho muy grave, pues Soto ha estado ejerciendo como presidente durante este año y medio, con todo lo que ello conlleva". Los críticos agregan que, además, "su actuación como presidente ha sido negligente".

Argumentan que en los escasos datos que han podido recopilar han detectado "defectos fiscales", que han puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Siero. Critican, por ejemplo, que Soto anunciara recientemente la firma de un contrato con una empresa de eventos para la explotación de las barras de la fiesta de El Carmín para los próximos tres años. "Podría quedar en el aire, por su dudosa legalidad, además de suponer un enorme problema Soto deja el cargo en agosto".

El sector crítico denuncia que continúan sin poder acceder a la documentación que solicitaron en la última asamblea, "al menos, a través de la junta directiva". "Hemos vivido un episodio surrealista nunca antes visto en los casi sesenta años de existencia de la sociedad, como es la negativa del presidente a hacer nuevos socios", claman.