08 de junio de 2018
08.06.2018

Las fresas sobreviven al mal tiempo: "Llegan tarde, pero están muy buenas y muy grandes"

Los fresales de Candamo tienen mucha fruta y en buenas condiciones, aunque hay que retirar piezas por las tormentas

08.06.2018 | 02:16

Los productores de fresa de Candamo no paran de mirar las predicciones del tiempo. La cuadragésima edición del Festival de la Fresa de Candamo se celebrará el domingo y las lluvias y tormentas de las últimas semanas no dan tregua al producto, que necesita horas de sol para cargarse de azúcar y estar dulce. Con todo, los frutos que han crecido hasta el momento "son como huevos", dice Emilia Carmen García, productora de Los Valles: "cuando las planté en otoño empezó a llover y llover y ya pensé que este año qué fresinas iba a haber para juntar, pero a pesar del agua están grandísimas y muy buenas".

El certamen congregará a 24 productores del concejo, más que nunca, por lo que la concejala de Agroganadería, Marta Menéndez, está muy satisfecha: "Por lo menos mantener, con eso me conformo, pero hemos superado la participación de otros años y queremos que cada año haya más expositores", afirma. La edil visitó las plantaciones de los participantes para conocer el estado de los plantones, que son financiados por el Ayuntamiento, así como para recoger las impresiones de los productores.

Y lo que ha visto hasta el momento le gusta. Todos los fresales cuentan con mucha fruta y en buenas condiciones, aunque los productores van retirando las piezas dañadas por las tormentas. "Lo preocupante es que llegue el mildio, el hongo, porque las machacan con la humedad, pero es verdad que la variedad autóctona es más fuerte, tiene una adaptación total", comenta María Ángeles Beusher, de Santoseso, quien produce fresas de la variedad local de unos plantones que le regalaron unos vecinos que la trabajaron toda la vida.

En su huerta crecen las fresas entre mondas picadas de plátano, un abono natural que las carga de potasio "y les va dando dulzor", detalla Beusher, quien dice que las piezas "más guapas" ya se las comió. Tendrá que dejar al menos un kilo para poder participar en el concurso y lo hará con una técnica sencilla: "Tiras del rabín y si queda un agujero es que las fresas están listas. Además, por dentro son más blancas que las variedades Albión o San Andreas".

Unas fresas autóctonas por las que también lucha el Ayuntamiento, que el año pasado comenzó el proyecto de recuperación de la variedad en colaboración con el Servicio Regional de Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida) y la Universidad de Oviedo y ahora crecen en un huerto piloto en Grullos. De hecho, en el marco del certamen realizarán una cata de estos frutos municipales entre los productores. Un festival que contará con la exposición y venta de fresas e integra un mercado de artesanos del concejo.

Con seguridad, los productores llegarán a la cita, pues los fresales están cargados y eso que la temporada viene algo retrasada, comenta Javier Gutiérrez, de Santoseso. "Como hubo mucha lluvia y frío hasta entrada la primavera está un poco retrasada la planta y ahora necesitamos que haga sol para que salga dulce porque estas tormentas son lo peor para la fresa", avanza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine