26 de junio de 2018
26.06.2018

Los pescadores dicen que "la contaminación y el cormorán" dejan sin truchas el río Nora

"Amigos del Nalón" repoblará la cuenca con - entre 25.000 y 50.000 alevines, y quiere crear - un punto de pesca sin muerte en la Villa Condal

26.06.2018 | 01:43
Una de las últimas sueltas de alevines en el río Noreña, en 2009.

El río Nora y su afluente el Noreña están casi sin peces. Así lo aseguran en la asociación de pescadores Amigos del Nalón, que achaca esta circunstancia a la acción del cormorán grande (ave que se alimenta de peces), la alta polución a la que fueron expuestos ambos cauces y su orografía, poco propicia para el desove. Para tratar de revertir esta situación, los pescadores planean soltar entre 25.000 y 50.000 alevines de trucha en los próximos meses, con el fin de mejorar la población ictícola en ambos cauces.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las poblaciones de trucha y salmón en Asturias es, según Amigos del Nalón, el cormorán grande. "Llega en invierno y se alimenta de peces que están en época de desove. Esto supone que, además de perder ese ejemplar, perdemos los que lleva dentro", lamenta Arturo Álvarez, presidente de la entidad, quien cifra en torno a "40 toneladas" la cantidad de pescado que ingiere el cormorán grande en los ríos del Principado.

La contaminación, sobre todo a la que fueron expuestos ambos ríos en el pasado, y la orografía, "poco propicia para el desove", son los otros dos factores que, a ojos de los pescadores, castigan estos ríos. "No había peces y, aunque hicimos alguna suelta, sigue sin haber muchos", lamenta Álvarez.

Los planes inmediatos de la asociación pasan por tratar de mitigar este déficit con una nueva suelta. Será de entre 25.000 y 50.000 alevines. La fecha de la puesta en libertad de las crías está pendiente de saber si realizarán la tarea en colaboración con algún colegio de la zona o no. "Es bueno implicar a los chavales porque así adquieren conciencia de cuidar los ríos", destaca el pescador, quien ya colaboró en varias acciones como ésta, hace diez y ocho años.

Además de la escasez de peces, otro de los problemas a los que se enfrentan los pescadores de Siero y Noreña es la falta de acceso a los cauces en algunas zonas. La asociación denuncia que no son pocos los casos de vecinos que vallan o dificultan las riberas para alejar a los pescadores de sus domicilios; una práctica que, insisten, es ilegal y que ya han puesto en conocimiento del Principado. "Si no se soluciona, estamos dispuestos a denunciar y acudiremos al organismo que haga falta", advierte Amigos del Nalón.

Pesca sin muerte

Otra de las iniciativas que la asociación tiene pensado poner en marcha es un vedado de pesca sin muerte en Noreña. Con esta propuesta pretende acercar esta actividad deportiva a más gente, ya que la zona elegida se encuentra en la capital del concejo. La idea es que esta propuesta sea una realidad en 2019. "Cada año Asturias pierde licencias de pescadores en aguas fluviales y tenemos que poner en marcha iniciativas para luchar contra ello", destaca Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído