06 de julio de 2018
06.07.2018

Casas: "Es un error pensar que todas las sidras tienen que valer lo mismo"

El director de Agroalimentación defiende en Villaviciosa, en el consejo regulador, implantar un margen más amplio de precios por botella

06.07.2018 | 02:02
El gerente de la DOP "Sidra de Asturias", Daniel Ruiz; el director general de Agroalimentación, Jesús Casas; el presidente de la DOP, Tino Cortina, y los elaboradores de sidra Belén García, José Luis Piñera, Gerardo Menéndez y Víctor Ramos, ayer, reunidos en Villaviciosa.

"Es un error grave pensar que todas las sidras tienen que valer lo mismo, estén como estén, sean de dónde sean". Así de contundente se mostró ayer el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, durante la reunión ordinaria que la comisión gestora del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) "Sidra de Asturias" celebró en Villaviciosa.

Casas evitó pronunciarse a favor de una subida de precios de los caldos, aunque sí defendió un intervalo más amplio en el valor de las botellas, que en la actualidad rondan los 2,70 y 3,30 euros. "Tiene que haber un espectro más amplio para tomar sidra sin sentir un descalabro económico en el bolsillo, pero avanzando a precios que reconozcan la calidad", dijo. Como ejemplo de excelencia puso las manzanas recogidas en fincas de 5.000 metros cuadrados en Asturias, mejor cuidadas que las cosechadas en terrenos de mil hectáreas en Checoslovaquia. "Tampoco es lo mismo que te informen, sirvan y escancien a que te pongan una máquina, Eso hay que pagarlo, es un hecho diferencial", defendió.

Casas anunció la convocatoria para el 19 de julio de la mesa de la manzana, un órgano en el que representantes del sector sidrero -cosecheros, elaboradores y miembros de la administración pública- abordarán cuestiones como el control de la vecería para evitar cosechonas como que la que en 2017 desbordó los lagares. Entonces el precio medio de compra de manzana asturiana rondó los 0,33 euros el kilo. Este mes, además, se contratará el Plan Estratégico de la Sidra, vigente hasta 2030. "Queremos que la sidra de Asturias deje de ser minoritaria para ser determinante y que en cinco años más del 50% de chigres, restaurantes y tiendas la vendan como ocurre con el vino si vas a La Rioja". dijo Casas, quien confía en aumentar el número de lagares asociados (hay 31 en la actualidad).

El presidente de la DOP, Tino Cortina, indicó que el reto es "continuar en la senda del crecimiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook