Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Juzgados de Siero, sin asuntos atascados y con alta rapidez de respuesta

La creación del cuarto tribunal y el traslado de los casos económicos a Oviedo han contribuido a agilizar expedientes, destacan los procuradores

Los cuatro Juzgados de Siero están teniendo un buen rendimiento, y buena prueba de ello son los tiempos de respuesta, de tramitación y de resolución, que según el delegado del Colegio de Procuradores de Oviedo en Siero, Rafael Roces Arbesú, "son los correctos y los adecuados al volumen de trabajo".

Actualmente, según fuentes judiciales, los señalamientos se están dando con un plazo aproximado de mes o mes y medio, y es difícil encontrar asuntos atascados en cualquiera de los cuatro Juzgados, a no ser que dependan de causas ajenas a a su propia organización.

Una de estas causas, según reiteraba el propio delegado del colegio, es la carencia de una unidad psicosocial para la realización de informes. Debido a la imposibilidad de recibir un informe directamente en los propios Juzgados, los juicios han de esperar a que lo emita el equipo de Oviedo, lo que retrasa enormemente la resolución de los pleitos.

Hay varios factores que han contribuido al buen rendimiento de los Juzgados de Siero. El primero de ellos, y el más determinante, fue la creación, el 30 de diciembre de 2010, del cuarto Juzgado, un servicio que había sido reclamado reiteradamente en Siero ante la creciente carga de trabajo que estaba dificultando seriamente la labor de los jueces, y que en el momento en el que llegó supuso un gran desahogo. "El cuarto Juzgado descongestionó muchísimo trabajo", aseguró Rafael Roces.

La actual situación de los Juzgados, y la agilidad con que se despachan la mayoría de los asuntos, da la razón definitivamente a quienes hablaban de la necesidad del cuarto Juzgado que por fin se abrió en el partido judicial, que abarca los concejos de Bimenes, Noreña, Sariego y Siero.

Otra de las razones de la mejora sustancial de los tiempos de respuesta ha sido la concentración de todos los asuntos bancarios en un Juzgado especializado en Oviedo. Asuntos como las cláusulas suelo u otros litigios contractuales, que habían aumentado extraordinariamente en los últimos tiempos en toda Asturias, ya no se juzgan en Siero, y eso ha quitado también mucho trabajo en el municipio.

Según pudo saber este periódico, recientemente ha habido una inspección rutinaria del Tribunal Superior de Justicia en la que se analizó el trabajo de alguno de los Juzgados del concejo, y la conclusión a la que se llegó fue muy positiva: que están funcionando bien.

Hay, no obstante, algunas carencias, como la mencionada unidad psicosocial o, también, la necesidad de una unidad de Fiscalía, o que al menos haya dos o tres días un fiscal adscrito a Siero. De esta manera, la agilidad de los procedimientos sería mucho mayor, y los jugados rendirían todavía mejor.

Compartir el artículo

stats