13 de julio de 2018
13.07.2018

La carretera de Les Praeres (Nava), ya en obras, estará lista en el mes de agosto

"Estaba bastante deteriorada y, aprovechando el fin de etapa de la Vuelta, quedará una buena infraestructura para los ganaderos", destaca el Alcalde

13.07.2018 | 01:44
Una máquina trabaja en el tramo de zahorra, al lado de varias vacas de raza asturiana que pastan en Les Praeres.

La carretera de acceso a Les Praeres de Peñamayor, en el concejo de Nava, ya está en obras. La vía, que tiene varios tramos en malas condiciones, necesitaba una reparación, y más ahora que se ha convertido en llegada de una etapa de la Vuelta Ciclista a España, un puerto de montaña inédito que se espera que dé mucho juego a la carrera. Será la primera vez que la ruta ciclista recorra la sierra de Peñamayor, y lo hará con el atractivo de un final de etapa que se espera decisorio, debido a la pendiente de la subida. Es un tramo de unos 4.000 metros de longitud con un desnivel medio del 13.5 por ciento.

Los trabajos, como explicó ayer el alcalde, Juan Cañal, en una visita a la zona, serán algo diferentes de los que se llevan a cabo en las carreteras convencionales, debido a las peculiaridades que presenta esta vía.

Por lo pronto, los trabajos comenzarán por los tramos de la parte alta e irán siguiendo hacia abajo, hasta completar los cuatro kilómetros que van desde el puente sobre el río Pra hasta la cima. De no hacerse de esta manera, el transporte pesado estropearía el piso ya arreglado.

Otra peculiaridad es que se va a distribuir por tramos, con tres tipos de materiales. Los últimos doscientos metros, ya en la propia zona de Les Praeres, se harán de zahorra. Este material, que se adecúa más al entorno natural, supondrá, además, una novedad importante para las llegadas de la Vuelta, y el consistorio naveto habrá de estar atento para mantenerlo en buen estado llegado el momento de la carrera.

El siguiente tramo hacia abajo, de unos ochocientos metros, se construirá en hormigón porque se adecúa más a las pendientes, que llegan a superar el 20 por ciento de desnivel. Y el resto, hasta el puente de Pra, donde comienza la subida, se construirá en asfalto.

La obra ensanchará la caja de la vía hasta un mínimo de 3,5 metros, lo que permitirá que se crucen dos vehículos en todo el trazado, algo que ahora es imposible en algunos tramos.

La obra se hará en un plazo muy ajustado, pero el director de la empresa adjudicataria, Pavitec, Alberto Fernández, confía en que los trabajos concluyan a tiempo, aun contando con que habrá días en los que el tiempo será adverso.

Están trabajando en la obra entre siete y diez trabajadores para que todo esté listo a principios del mes de agosto. La inauguración oficial, en la que está previsto que participe un grupo de ciclistas, se hará el 18 de agosto.

El Alcalde señaló que la obra "era necesaria porque la carretera estaba bastante deteriorada y, aprovechando la circunstancia de la Vuelta, al final queda una buena infraestructura para los ganaderos y para los vecinos, y para quienes quieran disfrutar del viaje". Cañal se mostró también confiado con respecto a la rapidez de la obra. "Ya cuando la presentamos éramos conscientes de que había unos plazos muy justos, pero hicimos la licitación a tiempo y, además, se contrató a una empresa solvente y con la mejor perspectiva de futuro".

La carretera permanecerá cerrada al tráfico algunos días concretos, de los que se informará puntualmente.

La intención del alcalde naveto es que Les Praeres se convierta "en un puerto de referencia", y un acceso adecuado y en perfectas condiciones cuando llegue la etapa de la Vuelta será fundamental para ello.

La actuación, financiada por el Ayuntamiento de Nava, tendrá un coste de 102.000 euros. A esta reparación se sumará el arreglo de otro tramo entre la localidad de Piloñeta y el puente sobre el río Pra, de unos 500 metros de longitud, que corre a cargo del Gobierno del Principado, con un coste de 52.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook