14 de julio de 2018
14.07.2018
 

Los vecinos de la calle Santa Isabel, hartos de las continuas inundaciones

"No es seguro guardar los coches en el garaje y tampoco podemos usar los trasteros", lamentan los residentes en la vía lugonense

14.07.2018 | 00:22
Javier Rodríguez, Enrique Suárez y Arancha Lombraña, en uno de los garajes afectados por las lluvias.

La lluvia es sinónimo de inundaciones para los vecinos de los números 18 y 20 de la calle Santa Isabel de Lugones. Y es que desde hace dos años, cuando las precipitaciones pasan un poco del orbayu los garajes de estas bloques se anegan. "Unas veces cubre hasta los tobillos y otras hasta más arriba, pero se llenan de agua siempre", lamentan los residentes, que culpan de esta situación a la falta de mantenimiento en el sistema de alcantarillado de la zona. Por este motivo, urgen al Ayuntamiento que ponga en marcha las medidas necesarias para paliar esta situación.

Los problemas en los garajes de ambos bloques, construidos en 2001, comenzaron hace ahora dos años. Desde entonces, los vecinos lo han probado todo. Pusieron en marcha un sistema de bombeo para achicar el agua, realizaron una inversión de 6.000 euros para instalar un sistema de drenaje y consultaron con numerosos expertos. Pero no fue hasta hace unos meses cuando descubrieron que el principal problema que tienen los edificios es "falta de mantenimiento en el alcantarillado, que tiene algunas tuberías rotas".

"Cuando nos llueve, la situación es un caos", resume Arancha Lombraña, una de las vecinas afectadas, que asegura ya no guardar "casi nunca" el coche en el garaje, por miedo a las inundaciones. "Además, el tejado se está desconchando y temo que caiga sobre el vehículo. A eso hay que sumarle que la humedad también afecta a los automóviles. De hecho, el mío se estropeó por este motivo", explica la lugonense sobre una situación que se repite, de manera prácticamente idéntica, en los trasteros.

Pero estos no son los únicos problemas que generan las inundaciones. Según apuntan los residentes, las anegaciones provocan cortes en la luz del garaje que hacen que salte la alarma. "No nos deja dormir cuando pasa eso, viene la Policía Nacional... es horroroso", lamenta Lombraña, quien también asegura que a causa de la humedad se hundió parte de la acera. "Incluso tuvieron que sustituir una tubería del gas", abunda.

Ahora, tras "descubrir" que la causa de las inundaciones en el garaje se encuentra en la falta de mantenimiento en el alcantarillado, los vecinos piden a la administración "soluciones". "Pagamos impuestos como el resto de vecinos y, visto lo visto, no estamos teniendo los mismos derechos", señala la vecina sobre una situación que, insisten, les está pasando una importante factura: "Así no podemos seguir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook