Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proveedor denuncia que el gobierno local le animó a engordar facturas

"Me dijeron que incluyese en la factura más perros de los que había", dice la afectada, a la que deben 15.000 euros por la recogida de animales

El Ayuntamiento de Carreño instó a un proveedor a engordar facturas para cubrir los gastos que suponía el retraso en el pago, con 15.000 euros aún pendientes. La denuncia la realiza la propia proveedora, harto de asumir la financiación del servicio de recogida de animales. "El concejal encargado de ese tema, Gabriel Rodríguez, me dijo que incluyese en la factura más perros de los que había, que la interventora no se enteraría y que la alcaldesa estaba enterada, pero yo quiero cobrar lo que es mío sin hacer esas cosas, no voy a entrar en cometer irregularidades. Quiero cobrar por el trabajo que he hecho", señala Ángeles Sánchez. Agobiada por la falta de ingresos, y ante la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento, la proveedora guardó todos los correos cruzados con los responsables municipales y comenzó a grabar sus conversaciones, en las que basa su denuncia. "Me dijeron que se han falseado facturas de otros servicios para convencerme de que lo haga", comenta.

La persona afectada comenzó a colaborar con el Ayuntamiento en 2016, al acoger un perro abandonado con el que el consistorio no sabía qué hacer. "Queríamos ayudar y ofrecimos un precio especial, pero la cosa fue aumentando", cuenta la carreñense.

Los perros llevados por el Ayuntamiento empezaron a ganar presencia sobre los de los clientes particulares. "Este es un negocio pequeño, no podemos facturar a 60 o 90 días, como mucho a 30, porque tenemos que adelantar el IVA, el IRPF, el pienso, los gastos... No podemos financiar a un ayuntamiento porque hagan mal su trabajo", se lamenta, recordando que "les dije que tenían que sacar a licitación el servicio, firmar un contrato, que no se podía estar así". El dinero para este servicio no se consignó en presupuesto, por lo que el pago de facturas debía hacerse con un reconocimiento extrajudicial de crédito, un trámite que tiene que pasar por el Pleno y que en la última sesión la oposición echó atrás hasta que se explique una a una las facturas sin consignación presupuestaria, que suman 180.000 euros.

"Gabi (Gabriel Rodríguez) me explicó eso y me dijo que estaban pendientes de negociar el presupuesto, ya en febrero, pero que con el PP no se iban a arreglar y que con IU casi ni se iban a sentar a hablar, que lo haría con el otro grupo. Cuando se lo rechazaron en el Pleno, me mandó un correo con una moción del PP para echarles la culpa. Pero yo sigo sin cobrar y me deben 15.000 euros", asegura.

"Me dijeron que fuese al banco e hiciese un 'factoring', que no sé qué es. Incluso fueron ellos al banco a gestionarlo y fue cuando me dijeron que para cubrir gastos y para todo lo que fuese que metiese más perros en la factura, que no habría ningún problema". Sin cobrar y sin visos de hacerlo de forma inmediata, asegura que "me llevaron a una situación precaria. Y la forma en que me han tratado... En algunos correos se ve cómo me tratan. Y en las conversaciones por teléfono me tienen de uno a otro sin darme solución".

Actualmente ya no queda ningún animal en el albergue de este proveedor. "De aquí se llevaron los cuatro últimos, que no sabemos dónde están. Los que salían de aquí adoptados tenían un seguimiento para ver cómo estaban. Ahora no sabemos qué pasa con ellos", explica.

En alguna de las grabaciones realizadas al hablar con el concejal responsable de los animales, asegura que "reconocen que en alguna ocasión llevaron animales sin dueño a otros concejos para soltarlos allí y quitarse el problema de encima".

Compartir el artículo

stats