12 de agosto de 2018
12.08.2018

Sólo la hierba resta afluencia a San Roque

Las labores de siega, retrasadas por las lluvias del verano, dejan a algunos vecinos sin la fiesta del Alfoz de Salcedo (Grado), con gran ambiente

12.08.2018 | 00:57
De izquierda a derecha, Soledad Menéndez, Ángeles Fernández, Victoria García, Victoriano Villar, Orlindes Fernández y Rosalía Fernández, ayer, en la comida.

Aire puro, buenos alimentos, reencuentros con amigos y familiares y muy buen ambiente. Así transcurrió la fiesta de San Roque del Alfoz de Salcedo, que reúne a nueve parroquias del concejo moscón. Una jornada bajo el sol que restó afluencia respecto a otros años a cuenta de las lluvias del verano, que han retrasado la época de siega y muchos de los vecinos de la zona estaban ayer a la hierba. Con todo, hubo mucha fiesta. "Vinimos a caballo, somos todos conocidos de la zona y venimos porque comedia hay bastante", comentó Joaquín Fernández, de Llamas.

La fiesta comenzó con misa en la ermita, seguida por la puja de la ramera. Todo amenizado con la música y el baile del grupo "L'Artuxu" que dieron paso al reparto del bollo y la comida campestre. "Vengo todos los años desde Madrid a disfrutar del folclore, del reencuentro de viejos tiempos y con viejos amigos, los de siempre", comentó José Manuel Huerta, de Madrid.

En la tarde disfrutaron de un festival de canción asturiana y baile. Aunque para algunos, como Leticia Flórez, la orquesta debería comenzar ya a mediodía. Nadie de la zona, a excepción de los que aún tenían tarea con la hierba, se quiso perder el festejo. Desde Oviedo llegó Carlos Menéndez con su amigo Manuel del Rosal, para quien era la primera vez en la fiesta: "Me iba a Salinas a la playa, pero me propusieron este plan y vengo con fame que muero", comentó.

Salcedo está unido, la fiesta de San Roque lo demuestra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook