DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PABLO SOLARES ACEBAL | Director de Ediciones Camelot, que cumple cuatro años

"Hoy la labor del editor va más allá de corregir un texto, hay que apoyar y guiar al autor"

"Internet está siendo decisivo a la hora de promocionar autores, y creo que van a convivir durante mucho tiempo el formato digital y el papel"

Pablo Solares Acebal.

Pablo Solares Acebal. M. N. MORO

El maliayés Pablo Solares Acebal puso en marcha hace cuatro años, junto con su hermano Daniel, Ediciones Camelot, un proyecto editorial que empezó de forma muy modesta y que han visto crecer considerablemente. Hoy celebran la fiesta de aniversario en la Casa de los Hevia, a partir de las cuatro de la tarde.

- Empezar una aventura de estas tiene un poco de locura.

-Sí. Locura total. Y más en 2014, cuando la cosa estaba bastante mal. Pensamos en la posibilidad de una editorial porque conocíamos a muchos autores de aquí que tenían textos sin salida. Nos gustaba la aventura y, como todo el mundo decía que no lo hiciéramos, empezamos por ver qué pasaba y para llevar la contraria.

- ¿Cuál cree que ha sido la clave de su éxito?

-Creo que el modelo de negocio, en el que le damos una importancia tremenda a los eventos, a cómo se hacen, al lugar, a quién va a participar. Nos gusta mucho hacer seguimiento de las obras. Empezamos haciendo campañas generales, pero nos dimos cuenta de que cada libro es un mundo aparte y hay cosas que, dependiendo del libro, puede convenir o no al autor. Hay un punto de lo que se llama "coaching literario", porque hoy la labor del editor va más allá de lo que es simplemente corregir un texto. Hay que apoyar y guiar al autor.

- ¿Hay algún punto de inflexión en su crecimiento?

-Sí. En 2016, cuando publicamos la versión en asturiano del cuento "The English Roses", de Madonna. Curiosamente, se vendió más fuera que aquí. Eso fue lo que hizo que la editorial se asentase. El segundo hito fue crear Camelot América, con autores de América, pero también españoles, que está siendo nuestra segunda expansión.

- Internet y los ebooks han marcado el sector.

-Sí. Desde que Amazon vino a España y empezó el kindle. Yo creo que trajo cosas buenas, porque para alguien que lee mucho hay una obra muy considerable, pero, por otra parte, pierdes el coleccionismo, el hecho de tener una biblioteca. Al principio bajó mucho la venta en papel, pero ha remontado. Y, sinceramente, creo que van a convivir durante mucho tiempo ambos formatos.

- ¿Qué prefiere la gente?

-Hace unos años estaban de moda las novelas largas. Hoy se tiende a novelas algo más breves, mirando más la calidad que la cantidad. Internet tiene mucho que ver con eso. Hay blogs o "booktubers" que están descubriendo talentos nuevos y favoreciendo un público más exigente y más crítico. Internet está jugando un papel impresionante a la hora de promocionar autores. Está siendo decisivo.

- ¿Dónde se ve dentro de otros cuatro años?

-Me gustaría que nos asentásemos en América. Acabamos de empezar allí y hay un talento increíble. Y mi deseo es que nuestros autores españoles y asturianos puedan tener mercado allí.

Compartir el artículo

stats