15 de octubre de 2018
15.10.2018

"El perro que mordió a la niña ya había atacado antes", aseguran en La Fresneda

La menor agredida, de 10 años, evoluciona favorablemente de sus heridas, aunque permanecerá ingresada unos días para evitar infecciones

15.10.2018 | 00:59
Alfredo Quiñones, Francisco Fernández y Beatriz Peña, ayer, en las inmediaciones del parque canino de La Fresneda, de paseo con sus perros.

"El perro que mordió a la niña es muy conflictivo. Ya había atacado antes", sostienen en La Fresneda (Siero) un día después del ataque del bóxer que causó heridas graves a una menor en la tarde del sábado. Ésta permanece ingresada en el hospital, fuera de peligro y evoluciona bien, pero allí seguirá durante nos días para evitar infecciones. Los dueños de perros de la localidad reconocen al can agresor "como muy peligroso". "Hace unos meses mordió a un chaval en el brazo y también se ha tirado a otros canes", aseguran.

No se hablaba de otra cosa ayer en La Fresneda. Las 26 dentelladas del bóxer a la niña, en las proximidades del parque canino (no está cerrado el recinto) coparon las conversaciones, sobre todo, entre los dueños de perros, a los que el suceso adelantado por LA NUEVA ESPAÑA no les pilló del todo por sorpresa. "Son unos perros muy conflictivos. Ya habían tenido problemas con otros canes y personas; y se había advertido a sus dueños de la situación. Pero no hicieron caso. Los llevaban sueltos y sin bozal", asegura Alfredo Quiñones, habitual con su perro por el entorno.

La conflictividad de estos animales es corroborada también por otros dueños de perros. "Es cierto que han dado problemas. Son perros muy brutos a la hora de jugar y se les ha advertido del a situación, pero no han hecho caso y ahora estamos ante esta fatalidad", confirman Francisco Fernández y Beatriz Peña, que también acuden regularmente a esta zona con "Selvi" y "Kira".

Pero además de dejar gravemente herida a la menor, el caso del perro pudo ser todavía peor, según afirmaban ayer algunos vecinos. Y es que, según su relato, el animal estaba siendo paseado por el padre del propietario del perro. Ante los nervios por el duro suceso, el hombre se sintió indispuesto y cayó al suelo, momento en el que el can, en un intentó de protegerle, se situó junto a él en actitud amenazante. "No eran capaces a quitarlo de ahí", relata una vecina que llegó al lugar de los hechos minutos después del ataque. El dueño del perro declinó hacer declaraciones a este periódico.

Tras lo sucedido, los dueños de perros en La Fresneda consideran que para la alta tasa de mascotas que hay en la localidad no cuentan con un espacio apropiado para ellos.

Por ello, y teniendo en cuenta la prohibición de llevar a los perros sueltos, consideran que el Ayuntamiento de Siero debería acondicionar un espacio amplio y con medidas de seguridad.

"Un parque vallado para estar con los perros sería lo ideal", afirman.

Tras el brutal ataque y después de ser sometida a una intervención quirúrgica, la víctima, de 10 años, evoluciona favorablemente de sus heridas, que se concentran en sus extremidades, aunque padece dolores por todo su cuerpo. Actualmente se encuentra ingresada en el Hospital Universitario Central de Asturias, donde previsiblemente pasará unos días para que los facultativos puedan seguir de cerca su evolución y evitar posibles infecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook