19 de octubre de 2018
19.10.2018

Los grupos de música de Candás, sin sede por obras o falta de dinero

La charanga no puede pagar el alquiler, mientras las bandas de música y gaitas afrontan reformas

19.10.2018 | 01:22
Algunos enseres de la Banda de Gaitas, apilados en el exterior del faro de Candás.

La música en Candás se va a otra parte. La Banda de Gaitas, la de Música y la charanga de "Pepe el Chelo" están o estarán de mudanza en breve. Las dos primeras formaciones, mientras se mejoran sus instalaciones. La fanfarria no sabe aún qué pasará.

Está previsto que hoy comience el arreglo del faro de Candás, sede de la Banda de Gaitas. "La Autoridad Portuaria cedió un local al Ayuntamiento y ellos, a nosotros", explica Velu Muñiz, director de la Banda, que hoy actúa en Oviedo en el marco de los Premios Princesa de Asturias. "Al menos serán dos meses de obras y luego tendremos que adecuar el local", explica. Durante ese periodo, "no hay nada previsto para las clases ni los ensayos, que el martes ya se suspendieron". Cada uno se ha llevado su instrumento y los muebles "están apilados en una sala donde no molestan", asegura Muñiz. Para la Banda "es una molestia, pero es una buena noticia que se arregle el faro". Arreglado lo tiene la Banda de Música, acogida por la CNT en su sede durante el tiempo que se tarde en reconstruir su local. "Salimos de allí a primeros de agosto y el proceso de licitación en el Principado va muy lento", explica José Miguel Karrera, presidente de la Banda. "El Ayuntamiento está acelerando todo cuanto puede y estamos infinitamente agradecidos a la CNT, es una gran ayuda".

Los problemas se avecinan a los "Chelos". El 31 de diciembre "vence el contrato del local que tenemos alquilado y ya no podemos hacer frente a esa carga. El Ayuntamiento dice que hasta noviembre no nos pueden ofrecer nada y estamos a la espera", dice Álvaro Artime. La fanfarria necesita un local. En el año en que cumplen 60 de vida, pueden poner punto final a la actividad. "No descartamos nada, a ver qué pasa en noviembre, pero no podemos seguir así".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook