23 de octubre de 2018
23.10.2018

Fantasmas y vampiros entre libros

La biblioteca Carlos González Posada de Candás prepara lecturas - y talleres para los usuarios del Centro de Apoyo a la Integración

23.10.2018 | 01:14

El Día de la Biblioteca, que se celebra el 24 de octubre en toda España, comenzó ayer a dar los primeros pasos en la de Candás. En una semana muy intensa de actividades, los usuarios del Centro de Apoyo a la Integración (CAI) de Carreño fueron los primeros en pasar por las salas de la biblioteca González Posada.

La responsable de la biblioteca, Carmen Dintén, organizó para los invitados una sesión de trabajo con fantasmas, murciélagos, vampiros... La preparación para el ya cercano Halloween.

"La biblioteca encantada", como se denominó la jornada, contó con la presencia de veinte usuarios del Centro, acompañados de dos educadoras y cinco cuidadoras. Divididos en dos grupos, combinaron la lectura con las actividades. Primero, "La cena de los fantasmas", un cuento con fantasmas reunidos en un castillo que cambiaban de color según lo que comían: si sopa de calabaza, color naranja; comiendo lechuga, color verde, y, para recuperar el blanco inicial, leche, como no podía ser de otra manera. Rosa María les dio queso para comer, de manera que "se quedó amarillo", contaba entre risas. Sara logró un llamativo color rojo con un poco de tomate para su fantasma.

Los chavales se animaron a comer como sus fantasmas, aunque la lechuga no tuvo mucho éxito. A continuación, llegó el turno de los murciélagos. Con lo que fuese, los objetivos se cumplen. "Les encanta", cuenta la educadora Inés León. "Primero leen y luego desarrollan una actividad. Y todas las actividades les gustan", indica. "Esto ha sido una especie de cuentacuentos muy interactivo".

Los veinte usuarios del Centro acudieron en dos grupos, mezclados, aunque en el Centro se dividan por niveles. Pero en la calle es todo distinto: "Les gusta salir del Centro porque todo es diferente, es un cambio y rompe la rutina, aunque allí también tienen talleres, como informática, y trabajo con barro", explica su educadora. Además, no es un entorno desconocido: "Vayamos donde vayamos, llegamos tarde, porque conocen a todo el mundo y van parando a saludar".

La biblioteca es una actividad habitual para los usuarios del Centro. "Organizamos actividades cada dos o tres meses", explica la bibliotecaria, Carmen Dintén, que ya calcula que la siguiente visita será en Navidad. "Les preparamos alguna lectura y actividades relacionadas", indica.

Llegada la hora de regresar a su centro, se retiran ordenadamente. Con una excepción. Adrián no puede evitar alguna travesura de última hora. "Siempre me lía alguna", rié Carmen, que tendrá que buscar algún objeto escondido en las estanterías.

La siguiente celebración del Día de la Biblioteca en Candás llegará mañana, con la presentación de un audio-libro grabado por los miembros del Club de Lectura con el cuento "Boroña", de Clarín.

Y el sábado se desplazarán a Oviedo para recorrer las calles por las que Leopoldo Alas vio pasar a los personajes de su inmortal "La Regenta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído