17 de diciembre de 2018
17.12.2018

La mina emociona en la villa marinera

Un aplauso cerrado, con el público puesto en pie, despide el estreno de la obra "Pozu María Luisa", del director de la banda candasina: "Fue increíble"

17.12.2018 | 01:22

"Fantástico", "estupendo", "una pasada". Fueron algunos de los calificativos con los que los candasinos valoraron el concierto que ofreció ayer la Banda de Música de Candás, en la que su director, Xuacu Llaneza, presentó su primera obra, "Pozu María Luisa". El resultado, una ovación cerrada y el público en pie: "Ha sido fantástico, me encantó, dije 'bravo' y todo; además, todo el tema de la minería como que nos revuelve algo a los asturianos", comentó Conchi Palomino al término del concierto, en la antigua fábrica de Ortiz.

La Banda de Música de Candás comenzó la sesión musical con piezas de concierto y, entre medias, Llaneza salió a presentar su obra en una de las jornadas más importantes de su vida. Y lo hizo con un agradecimiento a la agrupación musical porque, como dijo, "desde que traje la obra me han ayudado con los matices para terminarla y en especial se lo agradezco a su presidente, José Miguel Karrera-Genoba", a quien le entregó un detalle que éste recogió "con un nudo en la garganta". También tuvo palabras para el primer clarinete de la banda, José Botas.

Antes de interpretar las seis piezas que componen "Pozu María Luisa", Llaneza explicó la historia, que fija en un hipotético accidente minero en 1949 y cómo a través de los instrumentos recrea el Langreo de mediados del siglo XX. Cada tema contó una historia. Desde la salida del minero al amanecer a la llegada a la mina, donde se viste y se prepara para bajar al pozo, "al son del pico y pala", detalló, "cuando siente que algo raro paso, es el grisú, y le vamos a dar forma con un fugato de todos los instrumentos". La obra culmina con la explosión y finaliza "con el vacío que dejan los mineros".

De hecho, estas pormenorizadas explicaciones encantaron al público. "Fue increíble, lo mejor es que explicó antes la obra, aunque tocando se veía qué escena era", señala Paloma Martín, una de las asistentes. Y, en opinión de Neri Sánchez, las descripciones de Llaneza, ayudan a entender la obra. "Todo lo que nos contó estuvo muy bien, aunque la obra está tan bien envuelta y hecha que se sabía perfectamente qué iba contando", sostuvo Claudia López.

La obra también recordó los míticos acordes de "Santa Bárbara bendita", haciendo al público moverse en los asientos, casi en una coreografía coordinada. "Cantela yo mucho", dijo Carmen Díaz al acabar el concierto, en el que una de sus nietas participaba como miembro de la Banda de Música. "Ha sido muy emotiva y bonita", apreció la madre de la joven.

Lo cierto es que el concierto llenó las sillas dispuestas en la antigua fábrica Ortiz y buena parte del público se quedó de pie. Había ganas e ilusión entre los candasinos por conocer la obra de Llaneza. "Ha estado muy bien representada", aseguró Luis Quintana. Y también gustó a los que se acercaron desde otros puntos de la geografía asturiana, como Begoña González. "Mucho, mucho, yo soy de la Cuenca y creo que captó muy bien el sentido y ambiente de la vida de la mina, fue muy ameno".

El público, encantado, y el director, emocionado. La puesta de largo de "Pozu María Luisa" fue todo un éxito en Candás y, a buen seguro, demandará más conciertos para que las piezas de Llaneza que interpreta la Banda de Música de Candás lleguen a los oídos y el placer de disfrute de todos los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído