28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Logrezana busca un alumno para evitar el cierre de su escuela

El centro, que tiene el mínimo de niños, cuatro, pierde uno, que se traslada a estudiar a Candás

28.12.2018 | 01:01
El colegio de Logrezana, ayer.

El futuro del colegio de Logrezana depende de conseguir un nuevo alumno para el curso que viene. Actualmente el centro cuenta con cuatro estudiantes, el mínimo exigido por el Principado para mantener sus centros rurales abiertos, pero las previsiones para el curso que viene es que uno de ellos se traslade a Candás para cursar sexto de Primaria. Ante esta situación, los vecinos intentarán luchar para que la escuela rural, una de las dos que hay actualmente en Carreño, no eche el pestillo: El primero paso será organizar una campaña de captación para conseguir, al menos, un escolar de nuevo ingreso.

El caso del colegio de Logrezana no deja de ser una muestra más de la situación del mundo rural asturiano: falta población, sobre todo niños, y a la administración le cuesta hacer llegar hasta allí sus servicios. El agravante en el caso de este colegio es que se esperaba tenerlo abierto, al menos, un curso más. Ahora, la marcha de un estudiante, que el año que viene cursará sexto de Primaria en un colegio de Candás, aboca al centro, inaugurado en 1922, al cierre.

En su notificación, el Principado habla de un "cierre temporal"; si bien, esto lleva, de manera inequívoca, a que el colegio no vuelva a abrir sus puertas. Y es que si ahora se traslada a estos estudiantes va a ser prácticamente imposible que en un futuro vuelvan a juntarse cuatro niños en edad escolar que se matriculen en Logrezana. Sólo un milagro demográfico podría reabrir el centro.

De momento parece que el único salvoconducto que le queda al colegio de Logrezana es encontrar un nuevo estudiante. Y en esta línea es en la que se quiere trabajar desde la parroquia rural: tratar de captar al menos a un escolar.

En este sentido, el Pleno aprobó ayer por unanimidad una moción -presentada por el PSOE- en la que se insta a la dirección del centro a que presente recurso contra la resolución -tienen hasta el 9 de enero de plazo- y que se inicie una campaña de concienciación y captación de niños. El plazo de matrículas en el que se podría dar de alta estudiante que "salve" al centro abre en abril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído