15 de enero de 2019
15.01.2019
La Nueva España

La Pola sienta las bases de la espalda

"Con un cuarto de hora al día se pueden corregir muchos defectos", dice Míchel Vallín, que imparte un curso de ejercicios y buenas posturas

15.01.2019 | 01:11
Míchel Vallín Nachón, en el polideportivo de la Pola.

Es raro encontrarse a una persona que no haya tenido, en mayor o menor grado, problemas de espalda. Y la razón casi siempre hay que buscarla en cómo tratamos a esta parte tan importante de nuestro cuerpo. Míchel Vallín Nachón se ha propuesto, en un taller ogranizado por el Patronato Deportivo Municipal de Siero, darle la vuelta al problema y conseguir que, con unas mínimas pautas y actividades, las personas que lo deseen puedan mejorar de forma significativa de sus problemas.

"Entre el setenta y el ochenta por ciento de los problemas de espalda se pueden solucionar con ejercicios y corrección postural; con un cuarto de hora al día podemos ayudar a corregir muchos defectos, aunque lo ideal es un programa un poco mas complejo, que lleve algo más de tiempo", señala.

Pero el monitor tiene claro que el precio que pagamos por el sedentarismo y el desconocimiento de las posturas que son más adecuadas a la hora de trabajar, sentarse o hacer las labores del hogar es demasiado alto. Hay mucha gente que se queja de dolores y nunca hace nada por remediarlos, cuando la solución está ahí, a mano: hay unos ejercicios específicos para trabajar los problemas de cervicales y otros para prevenir o curar los lumbares.

Y todos se pueden hacer en casa y sin apenas esfuerzo. Lo único que hay que hacer es ponerse. Y por otra parte está la higiene postural y la ergonomía. Ese es, también, un problema, porque tendemos a sentarnos en la postura que nos parece más cómoda, aunque a la larga acabe por no serlo, ya que acaba causando dolores.

Hay cuestiones como apoyar completamente los pies y mantener los pies al nivel de las caderas cuando estamos sentados escribiendo o trabajando en el ordenador; y, cuando conducimos, adelantar el asiento del coche para alcanzar los pedales sin tener que estirar las piernas, y apoyar la espalda totalmente en el respaldo.

También cometemos muchos errores al cargar peso, como doblar la espalda en vez de flexionar las rodillas y mantener la espalda recta, que es como se debe hacer, y con el peso lo más cerca posible del cuerpo.

Asimismo, hay que tratar de evitar escobas, fregonas o aspiradoras con el palo corto, que no nos permita estar erguidos mientras las utilizamos, o tener el fregadero a la altura del ombligo para evitar doblar la espalda.

En cualquier caso, el monitor cree que si se empieza por hacer los ejercicios, "uno va tomando conciencia del cuerpo, y va notando en el día a día las posturas que no son correctas". Uno de los problemas que tiene mucha gente es, precisamente, la poca conciencia del cuerpo, algo muy importante para evitar lesiones y problema derivados de malas posturas o esfuerzos mal abordados. "Todo se puede mejorar para tener más calidad de vida; de hecho, hay programas que relacionan la corrección postural con la reducción del gasto sanitario", asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído