Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cosecheros se aplican en controlar la vecería del pumar: "Es importantísimo"

El investigador Enrique Dapena (Serida) hizo una demostración de técnicas de poda, aclareo y fertilización para evitar la sobrecarga de producción

Enrique Dapena, ayer, durante la sesión práctica en el Serida.

Enrique Dapena, ayer, durante la sesión práctica en el Serida. M. M.

Muchos de los cosecheros de manzana de sidra están concienciados de que el control de la vecería es clave para el futuro de su sector. Si logran cosechas equilibradas cada año -y no tan extremas como ahora- dejarán sin argumentos a los llagareros porque ya no habrá campañas de escasez en las que tengan que acudir a otros mercados que les suponen compromisos para la siguiente.

Los maliayeses Manuel y Juan Carlos Ceñal Fernández fueron dos de los asistentes a la jornada técnica que el reponsable del programa de Fruticultura del Serida, Enrique Dapena, impartió ayer en Villaviciosa. "Venimos para saber podar", explicaron, pues, junto con el abonado y el aclareo, es una técnica para regular las cosechas. "Buscamos tener producción todos los años y tratar de controlar la vecería", esgrimieron, pues temen que este año se repitan los excesos de 2017.

José Luis Ron se desplazó a Villaviciosa desde El Franco para aprender. "La teoría está bien, pero ahora hay que llevarlo a la práctica", apuntó. Ya ha empezado a intentarlo a través de la poda, pero cree que "habrá que ayudar con aclareos". Está convencido de que "hay que controlar la vecería por el bien de todos". Jesús Trevían, de Vegadeo, también ha empezado a aplicar la poda para lograr el objetivo, pues le interesa económicamente tener todos los años producción. También requiere más trabajo.

Casimiro Fernández, de Feleches (Siero), no lo duda: "es lo que tenemos que hacer". Le sorpendió conocer, como les explicó Dapena, que estos estudios de control de las cosechas ya estaban disponibles desde 2007. "Debemos quitar la disculpa a los elaboradores de que somos irregulares en la producción y que por eso tienen que recurrir a contratos externos", esgrime.

El piloñés Jesús Fraile también acudió para "aprender a podar", pues se ha dado cuenta de que controlar la vecería "no es importante, es importantísimo". Paco Foncueva (Sariego), menos optimista, cree que "no hay quien lo ataje". Asimismo, los maliayeses José Ángel Suárez, Alejandro Álvarez y Orlando Tuero sostienen que estas técnicas son "difíciles de poner en práctica", sobre todo en árboles viejos. Se quejan de los destrozos que causan en sus plantaciones jabalíes y reatones.

Dapena incidió en la fertilización, la poda y el aclareo para evitar la sobrecarga de producción este año.

Compartir el artículo

stats