13 de marzo de 2019
13.03.2019

La alarma frustra un robo en el Ayuntamiento de Bimenes

Los intrusos accedieron al interior del edificio tras romper la ventana del despacho de Tesorería, pero huyeron sin llevarse nada

13.03.2019 | 01:07
La ventana que forzaron los ladrones para entrar en la Tesorería, antes de ser reparada.

Los ladrones intentaron robar en la noche del lunes al martes en el Ayuntamiento de Bimenes, pero les ahuyentó la alarma de seguridad, que frustró el plan. Llegaron a forzar y romper una ventana de la planta baja del edificio consistorial que da al despacho de la tesorería municipal, pero no se llevaron nada.

La alerta saltó sobre las once y media de la noche, después de que los cacos accedieran al interior del Ayuntamiento tras romper una ventana de la parte trasera del edificio. El aviso también llegó al concejal de Nuevas Tecnologías, Manuel Rodríguez, y al propio alcalde, Aitor García Corte, que destaca que no fue hasta este mandato cuando instalaron esta medida de seguridad en el Ayuntamiento yerbato, lo que les acaba de librar de un robo.

Cuando llegaron a las dependencias municipales fue cuando comprobaron que alguien había entrado, accediendo al despacho de la Tesorería, tras forzar y romper la ventana. Revisaron a ver si faltaba algo y confirmaron que todo estaba en su sitio, pues no se habían llegado a llevar nada, ni el poco dinero que había ni documentación.

La alarma, en cuanto detectó la presencia de intrusos, saltó alertando de que alguien había accedido al interior. No es la primera vez que este dispositivo de seguridad se activa por la presencia de algún animal que se cuele, pues es bastante sensible a los movimientos. Pero en esta ocasión se trataba de algún amigo de lo ajeno, al que el pitido de alerta chafó los planes de apropiarse de lo que no era suyo.

Así que presentaron la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Nava. Los agentes investigan ahora lo ocurrido, después de examinar el lugar y sacar conjeturas.

Ayer por la mañana ya quedó reparada la ventana que rompieron los cacos. Les quedan los destrozos, ya subsanados, el susto y también que la alarma consiguiera ahuyentar a los ladrones frustrándoles su plan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook