Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Paragües

Adioses

Adioses

Adioses

La semana pasada lo fue de adioses. Uno de repercusión nacional o europea, a D. Vicente García Riestra, último superviviente de Buchenwal. Hemos visto junto a la placa, que ya Siero le había colocado en el parque Alfonso X, ramos de flores como ofrenda ; sentimiento agradecido hacia quien, con 19 años recién cumplidos masticó el dolor y el miedo que generan los odios y que mantenían el acre regusto 75 años después. El otro a un vecino entrañable, casi de la misma edad que el anterior, Carlos Martínez , Carlos el Practicante para los polesos. Una vida junto a curas de algodón y gasa, antibióticos en inyección con jeringuillas de hervir cuando las desechables eran sueño; comprometido con las inquietudes de su pueblo, buen conversador, con anecdotario variado y gracioso acompañado de media sonrisa y hasta media carcajada. Y ahora que las elecciones nos visitan cada nada, recuerdo que cierta vez me comentó, mucho antes de que la corrupción embadurnase el quehacer político: Mira, para acceder a la política habría que exigir un currículo, en el que la condición obligada fuese que la persona hubiese dedicado cinco años a actividades no remuneradas en favor de la sociedad. Sabio Carlos.

Compartir el artículo

stats