19 de junio de 2019
19.06.2019

Logrezana evita el cierre de la escuela el próximo curso

Tres nuevas matrículas ofrecen continuidad: "Nos da viabilidad", dicen en el centro escolar

19.06.2019 | 01:00
Rafael González Bango, Lucas González Bango, César Valdés González y Paula Pérez Verdes, ayer, junto al huerto ecológico que mantienen.

La escuela rural de Logrezana se salva del cierre. El equipamiento educativo ha conseguido tres nuevas matrículas que, junto a los tres alumnos actuales, sumarán el próximo curso seis escolares, facilitando así la continuidad del centro tras meses de arduo trabajo de los maestros por captar nuevos alumnos, que recibieron el apoyo de los vecinos y el Ayuntamiento. Así, en el curso 2019/2020 habrá seis escolares en el aula de Logrezana, una de las dos escuelas rurales del concejo.

"Estamos muy contentos porque nos da viabilidad, al menos, para un par de años. Además, otra familia de la zona ya pasó por aquí y es probable que haya otra matrícula el año que viene", explica Secundino Iglesias, maestro. Y es que, por poco, no se ha cerrado la escuela, que finaliza el presente curso con cuatro escolares -aunque uno de ellos cursará sexto de Primaria en Candás el próximo año-, por lo que la escuela se encontraba por debajo de la ratio mínima de cuatro alumnos.

En los pasados meses se han volcado en conseguir más alumnos, ofreciendo incluso la posibilidad de modificar horarios, abrir antes la escuela u ofertar el servicio de comedor. Medidas que no han sido necesarias finalmente, ya que la escuela rural recibirá el próximo curso a dos hermanos que viven en el concejo, y también han conseguido captar a una familia recientemente trasladada a la zona. "El Ayuntamiento nos ayudó mucho porque informó a las familias", detalla.

Además, Iglesias señala que uno de los principales atractivos para las familias del funcionamiento de la escuela rural es la enseñanza personalizada. "Ofrecemos una enseñanza de calidad, muy bien dotada y con una atención personalizada a cada niño", explica. Por ello, Iglesias siempre tuvo la esperanza de que apareciesen nuevas matrículas en el centro que impidiesen su cierre: "Se demuestra que, si entre todos remamos, el barco avanza; tenía la esperanza de que apareciese un alumno porque una escuela que cierra no abre en la vida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído