04 de julio de 2019
04.07.2019

El Sespa da marcha atrás y mantiene las urgencias sanitarias en el Bajo Nalón

El ambulatorio de Pravia y el consultorio de Soto del Barco continuarán abiertos por las noches para atender emergencias, también de Muros

04.07.2019 | 01:18

La atención sanitaria de urgencias en el Bajo Nalón se mantiene. La movilización de profesionales y pacientes ha frenado la supresión del servicio en el consultorio de Soto del Barco durante el verano, cuyos usuarios, así como los de Muros de Nalón, debían trasladarse al ambulatorio de Pravia en horario de 22 a 08.00 horas. Ayer, los alcaldes de los tres concejos se reunieron con la gerencia del Servicio de Salud del Principado (Sespa), que les avanzó que las urgencias en el Bajo Nalón continuarán como hasta ahora, con el centro de salud praviano y la sede de Soto abiertas durante la noche para atender urgencias.

El Sespa avanzó ayer que mantendrá el servicio sanitario continuado tras haber ejecutado una reorganización del trabajo de los profesionales, que aumentarán sus horas de dedicación para cubrir los períodos vacacionales. "En estas reuniones ha quedado de manifiesto la voluntad de los profesionales por asegurar la cobertura del servicio", destacó José Ramón Riera, gerente del Sespa. Un avance que trasladó ayer a los alcaldes de Pravia, Muros de Nalón y Soto del Barco, David Álvarez, Carmen Arango y Jaime Menéndez, respectivamente. Riera volverá a reunirse hoy con el personal médico de urgencias que atiende la comarca del Bajo Nalón.

Los regidores salieron satisfechos de la reunión con el gerente del Sespa, ya que se cumplió su objetivo: evitar el cierre de las urgencias en Soto. "Aunque estemos juntos los tres concejos y sean pequeños, son rurales y los domicilios de urgencia conllevan unas distancias considerables, por lo que la supresión de de las urgencias en el consultorio de Soto del Barco empeoraría el servicio de atención sanitaria porque aumentaría la distancia y la densidad de pacientes", comentó el regidor praviano.

De ahí la satisfacción de los alcaldes tras la marcha atrás dada por el servicio de Atención Primaria, que pretendía instaurar la medida el pasado 1 de julio, pero que fue paralizada de manera momentánea ante las quejas de los pacientes y el personal sanitario. "Salimos satisfechos en tanto en cuanto se cumplieron nuestras peticiones y no hubo discrepancias; entendieron que nuestra petición era realista y nada desproporcionada, simplemete plasmamos la realidad del territorio", añade Álvarez.

La reorganización no supone ningún cambio estructural en el servicio y los profesionales serán repartidos de otra manera para cubrir todos los servicios. "Hay que destacar que todos pusieron de su parte, sobre todo los propios profesionales, que se mostraron dispuestos a un esfuerzo", destacó la regidora de Muros, muy contenta a la salida de la reunión y comprometida con mantener los servicios sanitarios básicos: "Es lo más importante".

Por lo tanto, las urgencias en el Bajo Nalón seguirán como hasta ahora. Desde las diez de la noche y hasta las ocho de la mañana se atenderán las emergencias de Pravia en el ambulatorio de la villa, mientras que los pacientes de Soto y de Muros irán al consultorio de la capital sotobarquina. "Salimos muy contentos y satisfechos porque suponía una preocupación para los vecinos; perder este tipo de servicios en los pueblos causa mucho desasosiego, aunque, esta vez, afortunadamente, se soluciona", concluye el alcalde de Soto del Barco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído