28 de julio de 2019
28.07.2019

Los productores de arándanos respiran tras la mala campaña del año pasado

"Asturias tiene que competir con otros mercados", defienden los expertos en el festival que Villaviciosa dedica a los frutos rojos

28.07.2019 | 00:02

Esta campaña está siendo mucho más benévola que la pasada para los productores de arándanos y frutos rojos. El año anterior tuvieron varios frentes abiertos. Uno de ellos fue los daños que causó en sus cosechas la mosca "suzukii", que encontró unas condiciones perfectas de humedad en la lluvias del verano de 2018 y también cogió más desprevenidos a los agricultores, al empezar a atacar ya en junio.

A esto se sumó que la producción de Huelva y Marruecos se retrasó un mes y la de países europeos como Alemania y Polonia se adelantó también un mes, por lo que se solaparon con la temporada asturiana, explica Juan Carlos García Rubio, técnico del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida). Pero ahora "está siendo una campaña normal en cuanto a fechas y precios", valoró ayer en el IV Festival del arándano y frutos rojos de Asturias, que se celebra hasta hoy en Villaviciosa.

En agosto, por culpa del rocío nocturno, los productores tendrán que estar más pendientes de la mosca "suzukii". García Rubio aconseja tratamientos fitosanitarios, pero también medidas preventivas como la poda o limpieza de la finca.

La directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, María Jesús Aguilar, destacó el papel fundamental del Serida en la innovación y evolución en Asturias del cultivo de arándanos y frutos rojos. Por ejemplo, son pioneros en lograr un tipo de árbol a través de un injerto que facilita el trabajo con maquinaria.

Agricultores como Sergio Mozo sostienen que se produjo cierto "boom" en la plantación de estos frutos en Asturias, lo que ha saturado al mercado, por lo que la solución pasa por buscar nuevos horizontes. La mayoría de la cosecha se sigue exportando, aunque el consumo ha crecido, según el sector. "Hace cinco o seis años no se sabía a dónde se iba y ahora ya sabemos que es un mercado pujante", manifiesta Aguilar, que sigue viendo en este cultivo un gran potencial y muchas oportunidades. Apuesta por la diversificación y cree que es "un ejemplo de cómo el campo asturiano tiene muchas posibilidades".

"Asturias tiene que competir con otros mercados", defiende Enrique Rodríguez Nuño, director de Agricultura en la Delegación del Gobierno en Asturias. Al igual que el alcalde, Alejandro Vega, destacan el papel de Villaviciosa en el sector gracias a la labor desarrollada por el Serida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído