11 de agosto de 2019
11.08.2019

Una novela con algo de verdad

Paquita Suárez Coalla presenta "Paecen esguiles", un retrato de la vida y la muerte con Candamo presente

11.08.2019 | 01:05
Paquita Suárez Coalla, en Grullos, con un ejemplar del libro.

Una historia sobre la vida, la muerte y la pérdida desde los ojos de una niña. Así es la novela juvenil "Paecen esguiles" de la candamina Paquita Suárez Coalla, escritora, traductora y profesora de español en la Universidad de Nueva York. Un título en llingua asturiana que pese a ser ficción contiene mucha realidad de Candamo, sus lugares y hasta sus vecinos como Manolo Fernández, exhostelero y la cocinera Montse Alonso, pero también de otros concejos, como José Reinal de San Esteban (Muros). "Parte está inspirada en una necesidad de ir documentando la vida y lo que va pasando, pero es ficción sobre una base real o verdadera sobre la que invento", explica.

La historia la protagonizan dos niñas que llegan de Nueva York al pueblo de los abuelos a pasar el verano. Unos personajes basados en sus hijas que desarrollan la trama a través de un hilo conductor, el parto de una gata y la muerte de algunas crías: "Estamos desconectados de la vida y la muerte y en la vida rural eso es algo más cercano; en Nueva York, cuando van a eutanasiar a un animal dicen que lo ponen a dormir y eso es no querer enfrentar un ciclo natural", detalla.

Una trama que condensa lo que es la vida del pueblo en el siglo XXI, en las que las relaciones familiares tradicionales son más íntimas y la relación entre nietos y abuelos, intensa y sabia. "Hay urgencia en no olvidar de dónde vienes y sentir orgullo", opina. El sentimiento de pérdida está presente también en el final, cuando tras un verano especial en Asturias ven San Esteban desde el avión. "Reflejar ese sentimiento de la despedida y de todos los recuerdos que te llevas".

El libro, además, está escrito desde la perspectiva de una niña, algo que la autora ha utilizado para "ser crítica con el mundo de los adultos, somos frágiles y hacemos pensar que tenemos todas las respuestas y a veces no". Suárez toma así en su última novela la visión infantil, "esa manera distinta de explicar el mundo".

Una novela juvenil que también puede ser leída por los adultos. "Es un libro juvenil, aunque podría tener varias lecturas y creo que a un adulto también le puede resultar entretenido e interesante".

Un libro con Candamo como escenario principal y con algunos de sus vecinos más conocidos, en negro sobre blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook