07 de noviembre de 2019
07.11.2019

Un argayo en la ladera de Tazones amenaza varios negocios y casas

Los bomberos y los responsables municipales de Obras optaron por aconsejar un desalojo "por precaución"

07.11.2019 | 17:59

Un argayo y la incesante lluvia acumulada esta jornada traen en vilo a los vecinos de Tazones. El barro y desprendimiento de tierra amenaza desde esta mañana varias viviendas y negocios de la localidad maliaya. Tras supervisar la zona, los bomberos aconsejaron evacuar los inmuebles que están debajo de la ladera, que son dos establecimientos hosteleros, un hostal y varias vivienda habitadas.

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, que junto con el concejal de Obras y Servicios, Marcos Ortiz, está pendiente de la evolución del argayo, apuntó que la decisión de evacuar se tomó principalmente "por precaución", al no no parar de bajar agua y barro y el pronóstico del tiempo ser malo. "Estamos con una alerta naranja en los próximos días", esgrimió el primer edil maliayés.

Vega explica que la causa de este despendimiento de tierra, además de estar en las lluvias, hay que buscarla en los trabajos forestales que se realizaron en esta ladera el año pasado. Cree que pueda deberse a una extraccion de madera que realizaron en octubre de 2018 y que tuvieron que parar por la caída de piedras coincidiendo también con lluvias abundantes entonces. Cuando ocurrió, ya habían efectuado la mayoría de los trabajos de la corta.

El regidor destaca que "es un zona extremadamente pendiente", como se puede comprobar en la fotografía. "Está claro que con los cambios del terreno por la corta y las fuertes lluvias de estos días, han provocado del desprendimiento", concluye Alejandro Vega.

La empresa que ejecutó los trabajos tiene un expediente disciplinario abierto y parece que acabará siendo sancionador. "Si se confirma lo que parece una evidente relación de causalidad, deberá responder de todos los daños causados", advierte Vega. Avisa que tanto el Ayuntamiento de Villaviciosa, como suponen que los perjudicamos también, ejercerán las acciones legales necesarias para que "asuman su responsabilidad y paguen hasta el último daño causado".

Este argayo tiene en alerta a los vecinos de Tazones tras comprobar cómo el agua de la intensa lluvia caída en la zona y que el terreno no pudo absorber llegó hasta la localidad maliayesa con tierra y barro. Arrastró sedimentos hasta la misma carretera de acceso a Tazones. Bomberos y Policía Local estuvieron supervisando la zona para garantizar, sobre todo, la seguridad de los residentes en las viviendas y los negocios afectados. Fueron evacuados por precaución

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook