Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio local de Lugones, en caída libre: cada mes cierran tres tiendas

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, el gremio teme una mala campaña: "El año pasado no fue bien y da la sensación de que este será peor"

Una calle con tiendas, en Lugones.

Una calle con tiendas, en Lugones. F. T.

El comercio local de Lugones (Siero) atraviesa un momento complicado que viene alargándose desde hace más de un año. Según apuntan los propios representantes del gremio, la cosa "cada vez va a peor" y desde los meses de verano, han comenzado a cerrar "unas tres tiendas cada mes y esa

Las alarmas comenzaron a saltar con la pasada campaña navideña. Los resultados fueron marcadamente peores que en años anteriores y dejó muy tocado al sector, que se veía afrontando unas rebajas, sin el colchón de otros años.

La cosa continuó en descenso mes tras mes, llegando a verano, cuando comenzó el cierre de establecimientos, "una media de tres o cuatro mensuales", apunta Sandra Rubio, presidenta de la Asociación de Comerciantes Centro Comercial Abierto.

Y es que, aunque los meses de septiembre y octubre "si miras el histórico, suelen ser buenos por la vuelta al cole y el cambio de temporada", este año las ventas han bajado más de un 20%. Poco a poco, este panorama va haciendo mella en las esperanzas de los profesionales del sector.

De hecho, con solo pensar en la Navidad, les entra un cierto miedo. "Tengo temor por lo que pueda pasar. El año pasado no fue bien y da la sensación de que será peor", lamenta Rubio, que cree que la tendencia continuará y será algo "catastrófico".

El principal problema que destacan en estos momentos, es el cambio en los hábitos de consumo de la población. "Ahora le gente compra desde el sofá. Nuestro valor es dar un trato personal, que la gente pueda tocar y probar lo que se va a llevar".

Un modelo en crisis, que les gustaría poder combinar con una plataforma online. Para ampliar su forma de vender, entienden que necesitan ayudas de las instituciones. "Hacer una buena página web, posicionarla y que sea intuitiva para el usuario, conlleva una importante inversión económica. Necesitaríamos que los ayuntamientos o el Principado nos ayudasen", sentencia Rubio. Otros problemas que en otros momentos destacaron los comerciantes, pasan, sobre todo, por la gran cantidad de promociones y periodos de rebajas permitidos. Algo que, según apuntaban, solo es sostenible para las grandes superficies, mientras que complica al pequeño comercio, obligado a perder margen de beneficio si quiere no sufrir un descenso drástico en ventas.

También se ha apuntado al descenso en el consumo, algo que se desmonta cuando preguntan a los repartidores de paquetería. Estos según indicaron los comerciantes lugonenses, les confirman que el número de paquetes de tiendas online que reparten, no hace más que aumentar.

En este contexto, la navidad está a la vuelta de la esquina, pero antes las pequeñas tiendas tendrán que sobrevivir al "black friday". Después comenzarán su campaña navideña, plagada de actividades, con la esperanza de que se reactive la venta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats